Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

En muchas ocasiones, las tormentas de primavera y de verano se manifiestan de forma agresiva con lluvias torrenciales, un elemento climatológico adverso y extremo que puede ser muy peligroso cuando viajamos en coche. Te damos una serie de claves para actuar de forma adecuada.
Jorge Serrano
Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano
Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

Durante las últimas semanas de la primavera y a lo largo de todo el verano nuestro país en muchas ocasiones suele sufrir fuertes tormentas, con lluvias intensas en las que cae una gran cantidad de precipitación en muy poco tiempo. Las diferentes incidencias climatológicas y, en este caso, la fuerte lluvia en particular, afectan directamente a la conducción de un vehículo y, por tanto, a la seguridad.

Publicidad

Al caer una gran cantidad de agua en un muy poco tiempo, el primer factor de riesgo es la posible pérdida de adherencia o de agarre de los neumáticos al asfalto. Unos neumáticos en mal estado o con la presión inadecuada hacen que el material compuesto de la goma de los mismos no evacúe de forma adecuada el agua, por lo que el agarre y la motricidad se pierden, una situación que contribuye a que pueda aparecer el peligroso episodio del aquaplaning (ver artículo Aquaplaning: qué es y cómo evitarlo).

Si viajas en coche y te sorprende una lluvia intensa, los tres consejos que siempre da la DGT son los siguientes: reduce la velocidad, trata de aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que te precede e intenta conducir de la forma más suave posible, evitando en la medida de lo posible los frenazos y los fuertes acelerones.

Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

CÓMO ACTUAR CON EL COCHE SI TE SORPRENDE UNA RIADA O UNA INUNDACIÓN

Una de las recomendaciones más útiles que siempre realiza la DGT antes de ponernos al volante es la de consultar las previsiones meteorológicas. Si ya estás en la carretera y te ha sorprendido una lluvia torrencial, en primer lugar mantén la calma y aplica los tres consejos anteriores (reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad y conducir de forma suave). Pero, ¿qué ocurre si te sorprende una riada o tu vehículo se dispone a atravesar una zona anegada o inundada?

Lo primero que tienes que hacer si ves que delante de ti hay grandes balsas de agua (debajo de los puentes o de los túneles es donde se suele acumular una gran cantidad de agua durante una lluvia torrencial), es tratar de no atravesar con tu vehículo dicha zona inundada, aunque conozcas esa carretera. ¿Por qué? Porque no sabrás la profundidad exacta del agua y tampoco sabrás si el agua ha arrastrado objetos tras de sí; asimismo, tampoco estarás seguro si el fondo se ha socavado (o hundido) y es más profundo de lo que en teoría te pudiera parecer. Valora la situación y si procede (la opción más recomendable a realizar), da la vuelta y trata de tomar otro camino alternativo a tu destino. Si además viajas con niños o personas mayores, piensa las cosas detenidamente antes de exponeros todos al riesgo de poder ser arrastrados por el agua y quedaros atrapados.

¿Y si una gran corriente de agua arrastra tu coche?

En un gráfico elaborado por la DGT, se da una serie de indicaciones sobre cómo actuar si tu coche se ha visto afectado por una riada y está siendo arrastrado por la corriente de agua.

Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

Si notas que tu vehículo se empieza como a mover o que está flotando, lo primero que tienes que hacer es tratar de mantener la calma. Si tienes tu teléfono móvil, llama a los servicios de emergencia del 112, quítate el cinturón de seguridad y disponte a salir del habitáculo con tranquilidad. Cuando salgas, intenta subir al techo del vehículo, ya que es el punto más alto del mismo y estaremos mucho más seguros que en el agua (donde no sabemos si hay o no objetos que han podido ser arrastrados por la riada). Al estar sobre el techo, seremos más visibles para los medios de emergencias que acudan a nuestro rescate.

Publicidad

¿VENTANILLA O PUERTA DEL COCHE, POR DÓNDE SALIR?

Si tu coche está atrapado por el agua, la mejor opción posible, según la DGT, es tratar de salir por la ventanilla. Si no consigues bajarla, la DGT recomienda romperla: haz palanca por el hueco de la ventana con un objeto largo y punzante. Debes tener en cuenta que en muchas tiendas de accesorios para el automóvil suelen vender martillos de emergencia para el coche con un coste bastante asequible (entre 10 y 15 euros, aproximadamente).

En el caso de que tengas que salir por alguna de las ventanillas de tu vehículo, intenta en la medida de lo posible que sea la que está en contra de la corriente. En el caso de que el vehículo se haya sumergido parcialmente, las puertas no se abrirán y entonces será cuando tengamos que esperar a que las puertas se sumerjan completamente para que se igualen las presiones interior y exterior.

Publicidad

¿Y si rompes el parabrisas? Los especialistas en situaciones extremas de rescate no lo recomiendan. Romper un parabrisas es mucho más complicado y difícil que romper la ventanilla de una de las puertas. Además, al romper un parabrisas contribuirías a que pudiese entrar en el coche una mayor cantidad de agua, por lo que el vehículo se inundaría mucho más rápido.

Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

Cómo actuar con el coche si te sorprende una tormenta de primavera o de verano

¿Y cómo afecta la corriente de agua a la estabilidad del vehículo? En el gráfico que ha elaborado la DGT y que puedes ver justo encima de este párrafo, todo depende de la profundidad que haya alcanzado el agua. Con 20 cm, ya notarás que será muy difícil tratar de girar las ruedas de tu coche; a partir de 30 cm de altura, según los cálculos y estudios de la DGT, el coche ya comienza a ser arrastrado y no tendrán ningún control sobre el mismo.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Sí, ambas son tecnologías enfocadas a reducir las emisiones y los consumos, combinan ...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...