Los coches que salvarán vidas

En el futuro, los coches tendrán capacidad de decisión propia en caso de que detecten la inminencia de un accidente. Podrán frenar, cambiar de carril, avisar a las emergencias… Ese futuro de vehículos inteligentes ya está a la vuelta de la esquina. La Comisión Europea se ha empeñado en que los conduzcamos cuanto antes.
Autopista -
Los coches que salvarán vidas
Los coches que salvarán vidas

Durante la presentación del programa i-Cars, la comisaria Reding hizo mucho hincapié en un punto que la Comisión Europea considera vital: el e-call . Esta expresión inglesa hace referencia a los dispositivos que sirven para alertar a los servicios de ayuda cuando un vehículo ha tenido un accidente.

<

p> Los estudios indican que, si los coches llevaran algún tipo de sistema capaz de pedir socorro de forma inmediata y autónoma, se podrían salvar 2.500 vidas al año en Europa. Según sus datos, una buena parte de las muertes por accidente está directamente vinculada al tiempo que tardan en acudir los servicios de socorro. Reduciendo este tiempo se reducirá también el riesgo.
Por este motivo, la Comisión considera el e-call como uno de los puntos vitales de sus programas de investigación y desarrollo en materia de seguridad vial.

En Bruselas, las autoridades europeas dejaron claro que el objetivo es conseguir que, en 2009, todos los coches de nueva fabricación estén ya dotados de estos equipos.

La idea es que los coches estén equipados, al menos, con un localizador GPS y un emisor de radio. De esa forma, una vez producido el accidente y puesto en marcha el dispositivo, se abrirá un canal de comunicación entre el coche y la central de emergencias más cercana. Lo mínimo es que el coche envíe la señal de alarma e indique la posición del accidente. En un nivel superior, el canal abierto permitirá a los ocupantes comunicarse inmediatamente con los responsables del servicio de socorro, de forma que puedan darles datos más precisos sobre su estado.

En este campo de las comunicaciones, pocas propuestas llamaron más la atención en Bruselas que la formulada por Orange, la compañía telefónica. Sobre la base de un Opel Speedster muy “tuneado”, han construido un verdadero centro de telecomunicaciones denominado Sequana. El prototipo dispone, por ejemplo, de un ordenador personal con monitor escamoteable en el salpicadero y teclado táctil oculto en la guantera. Está conectado a Internet y cuenta con un teléfono inteligente con manos libres por Bluetooth y receptor GPS.

Galería relacionada

Coches que piden ayuda

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...