Los coches que salvarán vidas

En el futuro, los coches tendrán capacidad de decisión propia en caso de que detecten la inminencia de un accidente. Podrán frenar, cambiar de carril, avisar a las emergencias… Ese futuro de vehículos inteligentes ya está a la vuelta de la esquina. La Comisión Europea se ha empeñado en que los conduzcamos cuanto antes.
-
Los coches que salvarán vidas
Los coches que salvarán vidas

Dentro del paraguas de i-Cars, quizá la iniciativa más interesante sea el programa Car-Talk, o "Coches que se hablan". Este plan de trabajo, coordinado por DaimlerChrysler, propone la búsqueda de protocolos de comunicaciones que permitan a un coche enviar información a otro que esté cerca.
La idea es sencilla: si los ordenadores de los coches saben qué hay a su alrededor, podrán ayudar al conductor a circular con más seguridad.

Fiat ha hecho suya la idea y ya tiene listos los primeros vehículos de demostración. Van equipados con sensores que determinan cómo es el entorno en el que están: si están parados, si hay un atasco, si están averiados, si el terreno es peligroso… Y, recopilada toda esa información, la envían por radio a los coches vecinos. Recibidos los datos, los ordenadores pueden avisar al conductor de lo que se acerca.
Más sencillo: cuando dos coches se acercan a un cruce sin visibilidad, se comunicarán para que ambos conductores estén “avisados”.

En caso de que los humanos no tomen precauciones, serán los propios coches los que las tomen actuando sobre los frenos si es preciso. En Fiat aseguran que es ideal para gestionar las incorporaciones y salidas en autopista. Además, complementa de manera perfecta a los sistemas de detección de obstáculos, a los de mantenimiento del carril y a los de control de velocidad.

Una tecnología similar se pone a punto dentro del programa Willwarn, en el que colaboran, entre otros, BMW, DaimlerChrysler y Phillips. Su idea, algo menos avanzada que la de Fiat, también busca la manera de que los coches comuniquen su posición y su estado para que puedan preverse sus movimientos.

<

p> El Willwarn pertenece a la iniciativa PReVENT, donde también se desarrollan dos proyectos complementarios, el Intersafe y el Lateral Safe. Ambos utilizan los mismos principios de intercomunicación para mejorar la seguridad en los cruces y en la circulación normal.

Renault y BMW, por su parte, acaban de llegar a un acuerdo para promocionar conjuntamente una tecnología similar a la que describimos aquí. En concreto, han logrado un protocolo de comunicaciones que permitirá a sus coches avisar a los demás cuando sufran un accidente o una avería. Es decir: si uno de los vehículos equipados con los sistemas de BMW y Renault se para o sufre un siniestro, inmediatamente pedirá ayuda al centro de emergencias más próximo y advertirá de su posición a los coches cercanos para que tengan en cuentan la inminencia del problema.

Una de las demostraciones más importantes de esta especie de feria de los i-Cars la hizo DaimlerChrysler. El consorcio germanoestadounidense había instalado en Bruselas dos remolques de camión sobre los que había montado su tecnología de conducción by-wire, es decir, por cable.
En uno de los remolques se podía ver parte del chasis de un camión, incluyendo los trenes rodantes con sus frenos y todo. En el otro remolque, un asiento de conductor de camión montado ante una pantalla en la que se veía una carretera. No había volante, ni pedales, ni nada más. Sólo un joystick como los de los videojuegos.
Gracias a ese mando, se podía girar, acelerar y frenar. Es decir, se podía conducir. Lo bueno es que el joystick ofrecía un tacto tan realista que uno podía notar en la mano la sensación de que el camión aceleraba o frenaba. Además, respondía con una suavidad y una precisión enormes.
Los movimientos que se hacían en el joystick se podían ver reflejados en el chasis del camión, donde se veía moverse el motor, la caja de cambios y las ruedas al compás de las órdenes que emitía el pequeño mando. Combinado con luces inteligentes, sensores de aviso por salida de carril y detectores de obstáculos, el camión del futuro de Mercedes ya es una realidad.
Los responsables de la demostración nos explicaron que las primeras pruebas con prototipos reales han sido muy satisfactorias, aunque a los camioneros les cuesta un poco acostumbrarse a guiar la máquina con una sola palanca, algo que, según la gente de Mercedes, no les pasa a los niños, “la generación de la PlayStation”. “Pues yo no soy de esa generación”, decía, sobrepasado por la tecnología, un eurodiputado nórdico.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...