Los coches de los famosos

Beckham se pasea con un Ferrari 550 Maranello, Schwarzenegger hace lo propio con un Hummer H2 y uno de los hombres más adinerados del planeta, el sultán de Brunei, posee un coche para cada día. En este reportaje te contamos qué automóviles tienen algunas de las personas más populares del mundo. Si eres envidioso, no lo leas, pero, si finalmente lo haces, reza para que te toque una primitiva y puedas imitarlos.
-
Los coches de los famosos
Los coches de los famosos

Capítulo aparte merecen los deportistas y, sobre todo, los futbolistas. El más de moda en la actualidad, el británico David Beckham, ha conducido una lista casi interminable de automóviles. El centrocampista del Real Madrid ha visto pasar por su garaje modelos tan distintivos como el Ferrari 550 Maranello (487 CV, 320 km/h de velocidad máxima y 197.000 euros), el Ferrari 360 Modena (400 CV, 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y 142.000 euros), el Bentley Arnage (405 CV y 195.000 euros), el Porsche 911 Turbo (420 CV, 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y 140.000 euros), el Aston Martin DB7 (420 CV, 0 a 100 km/h en 5 segundos y 125.000 euros), el Mercedes SL 500 (306 CV y 107.000 euros), el Jaguar XKR (395 CV y 95.000 euros), Range Rover (286 CV y 95.000 euros), el BMW 750i (326 CV y más de 90.000 euros), BMW 540i (286 CV y 57.000 euros), el BMW X5 (entre 48.000 y 84.000 euros), el Lincoln Navigator (entre 46.000 y 51.000 euros) y el Chrysler Grand Voyager (entre 31.000 y 50.000 euros).

Sumando el valor de cada uno de estos “utilitarios” y contando con que todos los haya adquirido a su precio de tarifa (es indudable que alguna marca le habrá obsequiado con descuentos más o menos generosos), la cifra que obtenemos es, nada más y nada menos, de 1.427.000 euros o casi 240 millones de las antiguas pesetas. Podíamos llenar líneas y líneas calificándola, aunque resumiremos tildándola de prohibitiva.

Su compañero de equipo el brasileño Ronaldo no le va demasiado a la zaga y llena su garaje con todo terrenos tan punteros como el BMW X5 o el Porsche Cayenne; berlinas de alto standing como la Serie 7 de BMW y el Lancia Thesis o deportivos de última generación como el Alfa 147 GTA. Cruzando el charco, en el Reino Unido, nos encontramos a Juan Sebastián “Brujita” Verón, jugador argentino del Chelsea, ex del Manchester United, que es poseedor de un Lamborghini Murciélago, un Ferrari Spider, un Ferrari Maranello, un Hummer H2 y varios Mercedes. Lo curioso es que su “amor” hacia ellos llega hasta tal extremo que no permite conducirlos a nadie que no sea él.

Pero los famosos no sólo tienen coches, también representan a marcas. Muchas compañías optan por dejar en manos de una cara popular el anuncio de sus automóviles. En la actualidad, esa tendencia en la industria parece en decadencia. Citroën, que utiliza al ex-seleccionador español José Antonio Camacho, y Renault, que tiene al piloto Fernando Alonso en nómina, son dos de los pocos casos en los que una marca usa como reclamo a un famoso de manera intensiva.

Otras marcas prefieren patrocinar a deportistas o “regalarles” coches para que éstos los conduzcan y, al mismo tiempo, se asocie su imagen con el producto. Así, por ejemplo, deportistas como Juan Carlos Ferrero (otro gran amante de los automóviles), Lance Armstrong o Michel son imagen de Mazda, Subaru o Hyundai, respectivamente. Honda escoge, por ejemplo, a los ganadores de los certámenes de Miss y Mister España; Jeep ha apostado por la la modelo Esther Cañadas; y Fiat y Daewoo han decidido patrocinar un programa de tanto éxito como Operación Triunfo.

Una estrategia parecida es la que han llevado a cabo las automovilísticas Audi y Toyota. Ambas han suscrito acuerdos de colaboración con el Real Madrid C.F. y el Valencia C.F., respectivamente. Mediante este pacto, los jugadores de las dos plantillas deberán usar automóviles de esas marcas en todos los desplazamientos que hagan como jugadores de club. De esta manera, cada vez que veamos a Raúl, Zidane, Beckham y compañía trasladarse a los entrenamientos, lo harán en automóviles de la casa germana, mientras que harán lo propio Cañizares, Aimar y Baraja con los modelos de Toyota.

¿Y por qué hacen eso? El objetivo lo dejaba bastante claro el director de Márketing de Audi, Martin Winterkorn: “Hay muchos aficionados del Real Madrid que no conducen un Audi, pero esperemos que pronto puedan imitar a Ronaldo, Raúl o Figo”. Muchos estarían encantados de hacerlo.

Galería relacionada

Madridistas

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...