Los coches anti-USA

Llenar el depósito del coche en Venezuela apenas vale un euro. Ahora, Hugo Chávez tiene otro objetivo: plantar cara a las poderosas automovilísticas norteamericanas. Arranca su “Venezuela Móvil”, un plan para traer –según sus propias palabras- vehículos “buenos, bonitos y baratos” al país. Para ello, no dudan en abrir las puertas a los denominados automóviles islamistas.
Autopista -
Los coches anti-USA
Los coches anti-USA

Los Volga y los Lada rusos, los Samand iraníes, los Geely y Chery chinos... Todos tienen algo en común: son los últimos coches que presumen de su pasado político antiamericano. Ahora, Hugo Chávez, el presidente venezolano, también quiere plantar cara a la industria automotriz estadounidense.

Por eso, quiere que los venezolanos sólo compren los coches fabricados en el país. Para ello, ha lanzado el denominado “Venezuela Móvil”, un plan que permite a los compradores descontarse hasta un 15 por ciento del IVA en los vehículos “made in Venezuela”, como son los Chevrolet Aveo, los Ford Fiesta o los Toyota Terios.

Pero hay más: Chávez ha acudido hasta Teherán para traerse la producción de los Saida 141, los coches más populares en Irán.

Los Saida 141 están ensamblados por el grupo IRNA-Irán Khodro (una curiosidad: “Khodro” significa, precisamente, coche). Están basados en el Kia Pride, aunque el grupo también monta otros modelos –como el Saimand (en la foto)- que llevan tecnología Peugeot.

Los coches iraníes no sólo se ensamblarán en Venezuela. También han llegado a Europa. Cuando el grupo IRNA-Irán Khodro comenzó su producción en Bielorrusia, la prensa local destacaba en titulares que ya había comenzado “la producción islamista en el Viejo Continente”. También se ensamblan estos coches en China.

No es el único acuerdo China-Irán que afecta a la automoción. El Gobierno chino comienza a llenar sus despensas de crudo, por lo que se ha puesto en contacto con sus homólogos persas (Irán es el cuarto país del mundo en reservas petroleras). Además, el “dragón rojo” quiere controlar yacimientos en Kazajstán, Nigeria, Angola o Sudán. Así, en un futuro no tan lejano, podría luchar con Estados Unidos por el control del oro negro.

Ahora mismo, Estados Unidos es el mayor consumidor de crudo, pero en China se ha cuadriplicado el consumo en tan sólo 20 años.

Cuando las tropas rusas entraron en Berlín al final de la Segunda Guerra Mundial, se llevaron un botín de guerra muy especial: los planos del Opel Kadet P-38 alemán. Sobre este modelo construyeron el Moskvich, o Moscovita 400, que se presentó en 1947 para celebrar el 500 aniversario de la fundación de la ciudad, que, entonces, se denominaba Moscú.

Política y automoción siempre han rodado juntos. No te pierdas nuestro reportaje sobre coche y política.
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...