Los coches eléctricos podrían ser los más baratos en 2030

La generalización de coches eléctricos y el aumento de fabricación de baterías podría llevar a que este tipo de propulsión sea más barata que la de un coche de combustión.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Los coches eléctricos podrían ser los más baratos en 2030
Los coches eléctricos podrían ser los más baratos en 2030

Con el paso del tiempo, los coches eléctricos van ganando importancia en el mercado, especialmente en los entornos urbanos, donde las ventajas a la hora de pagar impuestos y aparcar en la calle son significativas. Sin embargo, aún son muchos los que son reacios a dar el paso a la energía eléctrica en sus vehículos.

Uno de los principales motivos  para no dar el paso a comprar un coche eléctrico es el precio de las baterías. Hay quien hace cálculos y asegura no obtener rentabilidad en el ahorro de combustible si sustituir las baterías del vehículo le supone un importante desembolso. Sin embargo, este argumento podría tener los días contados.

Según los analistas económicos de Bloomberg (uno de los grupos de comunicación sobre economía más importantes del mundo) las baterías de los coches eléctricos verán decrecer su precio a casi una cuarta parte en la próxima década. La gran inversión que harán gigantes automovilísticos como Daimler (500 millones de euros en Europa) y el Grupo Volkswagen (9.000 millones de euros para su nueva familia de coches eléctricos para los próximos años) también ayudarán a abaratar tanto el precio total del coche eléctrico como mucho de sus componentes técnicos.

En el caso de Daimler, esta compañía alemana ha proyectado varias fábricas de baterías de litio para coches eléctricos en distintos países europeos y se espera que ninguna sea más pequeña que las nueve que ya se están construyendo en China. Este aumento en la fabricación de baterías es una clara apuesta por el coche eléctrico lo que haría bajar el precio de las mismas si este tipo de vehículo se populariza y aumenta su producción.

El estudio asegura que entre 2021 y 2030 el precio de las baterías caerá de 456 euros a 123 euros de media, y que seguirá decreciendo a un ritmo similar en la década posterior. Si las cifras se cumplen, el mantenimiento de un coche eléctrico será más barato que el de un vehículo de combustión, lo que podría suponer un punto de inflexión en la popularización de este tipo de automóviles.

Daimler ha sido uno de los primeros grupos automovilísticos y la apuesta parece clara por el vehículo eléctrico, ahora sólo queda por ver si otros fabricantes también apuestan con la misma fuerza por este tipo de tecnología o si sucede como los vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno, que si bien continúa creciendo, éste su produce de manera casi testimonial.

También te puede interesar:

DS presentará una versión eléctrica o híbrida cada año

BMW estrenará la carga inalámbrica en 2018

Volkswagen: más de 30 coches eléctricos y nuevos motores de combustión

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...