Los coches más difíciles de robar

Son como los “Óscar” de la seguridad anti-cacos. Las compañías aseguradoras británicas junto con el ministerio del Interior y una asociación de automovilistas de aquel país, premian cada año los coches más difíciles de robar en función de diversos criterios. Modelos de Audi, Volkswagen y Citroën ocupan en la edición de 2008 las primeras posiciones.
-
Los coches más difíciles de robar
Los coches más difíciles de robar

¿Es tu coche difícil de robar? ¿Cuáles son los vehículos más seguros frente a los cacos? La asociación británica de aseguradoras, agrupada en torno a un organismo denominado Thatcham, apoyada por el Ministerio del Interior y la asociación de automovilistas más importante de aquel país entregan desde 2004 los British Insurance Car Security Awards, reconociendo a los fabricantes que más se preocupan por la seguridad frente a los ladrones.

Los premios se entregan por categorías, y deben ser modelos y versiones que se vendan en el Reino Unido, en los últimos doce meses, para lo que se tiene en cuenta el equipamiento que se comercializa en ese país (si bien encontraremos pocas diferencias con el nuestro). Aparte se otorga un premio especial para aquel fabricante que obtenga las mejores notas con cuatro o más modelos.

Los candidatos a las diferentes categorías son presentados directamente por Thatcham, de acuerdo con los resultados de las pruebas antirrobo que ellos mismos realizan a los vehículos. Actualmente, casi todos los modelos nuevos que se comercializan en Gran Bretaña se someten a sus pruebas, de hecho el fabricante les envía el producto y ellos se encargan de analizarlo en el laboratorio. El test incluye entrar en el vehículo por la fuerza desde el maletero, capó o puertas, el desbloqueo de la columna de dirección y el intento posterior de arrancarlo con una llave que no sea la original y, en general, todo tipo de acciones que los ladrones no tendrían el reparo de hacer para robar un coche .

Cada aspecto del vehículo es evaluado otorgándole puntos en función de su comportamiento ante los «cacos» y dividiéndose en dos grupos: “theft of” (robo del coche en sí) y “theft from” (robo de objetos que estén en el coche), siendo cinco puntos lo máximo que un vehículo puede obtener en ambas. La combinación de las dos categorías conforma la clasificación final la NVSR (New Vehicle Security Rating).

Dentro de la primera, “thef of”, -el robo en sí del vehículo-, entra la valoración de aspectos como el bloqueo de la columna de dirección, del encendido, el sistema electrónico de seguridad, el inmovilizador, la resistencia de los cristales, el duplicado de llaves…En la segunda “theft from” se tendrían en cuenta además de algunos de ellos, el acceso al robo de la rueda de repuesto.

Las compañías de seguros británicas lo han tenido claro desde hace años. A principios de los 90 se dispararon el número de robos de vehículos en Gran Bretaña, y las aseguradoras tuvieron que desembolsar mucho dinero en concepto de indemnizaciones. Fue entonces cuando decidieron colaborar con fabricantes y policía para la reducción de este tipo de delitos. Disminución que se ha logrado gracias a dos puntos fundamentales: el incremento del nivel estándar de seguridad antirrobo de los vehículos y la mejora de los sistemas ya instalados.

Por otro lado, Thatcham prueba cada año cientos de alarmas, inmovilizadores y otros sistemas de seguridad que pueden ser instalados en los vehículos que no traen este equipo de serie. Además, su contacto permanente con la policía les sirve para estar al día de los nuevos métodos de robo de coches y para conocer los puntos débiles de los sistemas que equipan los vehículos.

Si quieres saber cómo es tu coche de seguro ante los ladrones pincha aquí.

Los ganadores de 2008
Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...