Un coche nuevo ahora un 25 por ciento más que uno viejo

El estudio "Lo viejo sale caro", realizado por la compañía Audatex, consultora experta en valoración de siniestros, concluye que un coche nuevo ahorra casi un 25 % más al año que uno viejo.
Agencia -
Un coche nuevo ahora un 25 por ciento más que uno viejo
Un coche nuevo ahora un 25 por ciento más que uno viejo

Una comparativa realizada por la consultora toma como objeto de análisis los costes de dos modelos pequeños de similares segmentos, enfrentando un vehículo de más de 10 años con uno a estrenar.

El estudio, que parte de un cómputo de 20.000 kilómetros al año, se centra en los gastos derivados del consumo de combustible y desgaste de neumáticos (en céntimos por kilómetro), así como del mantenimiento y las averías durante sus seis primeros años de rodaje.

En el caso concreto de los vehículos más veteranos se produce un aumento significativo del coste en el tercer y sexto año (1.044 y 1.801 euros, respectivamente), ya que son los periodos en los que, al mantenimiento habitual, hay que añadir la sustitución de neumáticos.

De ahí que precisamente sea en esos porcentajes donde se aprecian mayores contrastes entre lo que ahorra un coche nuevo respecto a uno de mayor edad, con diferencias de un 65 % en el tercer año y de hasta un 81 % en el sexto.

En un primer modelo comparado y no identificado por Audatex, aunque se trata de un utilitario, el uso de un coche nuevo supone un ahorro del 23 % con respecto a un modelo de más de diez años, cifra que se extrae de comparar el gasto total de mantenimiento, rodamiento y consumo de combustible de un coche mileurista (8,78 céntimos/km) con el recién estrenado (6,76 céntimos/km), lo que significa un ahorro anual 404 euros.

En un segundo modelo tampoco identificado y del mismo segmento, el ahorro alcanza un 25 % al comparar el gasto producido por el viejo (10,1 céntimos/km) respecto al nuevo (7,61 céntimos/km), logrando, en este caso, un ahorro anual de 498 euros.

El estudio da la razón a aquellos que aseguran que merece la pena detenerse a realizar cuentas en lugar de alargar a toda costa la vida del viejo utilitario.

Optar por un vehículo nuevo resulta más barato a largo plazo, al tiempo que aporta una serie de ventajas añadidas a tener en cuenta, como son las de necesitar menores intervenciones en el taller por averías y contar con una mayor eficiencia debido a su menor consumo.

Por el contrario, en un coche "mileurista" son muchas las piezas a las que conviene prestar atención por averías frecuentes debido al desgaste.

Sólo en mantenimientos preventivos, un coche veterano exige una revisión, por este orden, del aceite, los filtros de aceite, polen y combustible, el líquido de frenos, la correa de distribución y las auxiliares.

Asimismo, los mantenimientos correctivos más frecuentes afectan a pastillas de freno, discos de freno, neumáticos, baterías, aire acondicionado, embrague y amortiguadores.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...