Llega el coche eléctrico compartido a Madrid

La empresa de coche compartido Bluemove Carsharing, creada en 2010 por tres jóvenes de menos de 30 años, ha presentado hoy sus dos primeros vehículos eléctricos destinados al alquiler inmediato en la ciudad de Madrid.
-
Llega el coche eléctrico compartido a Madrid
Llega el coche eléctrico compartido a Madrid

La presentación ha contado con la presencia de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha destacado los beneficios del coche compartido para el tráfico y para el medio ambiente, ya que el uso de cada uno de estos vehículos evita la circulación de entre cuatro y medio y catorce automóviles particulares (quince según el cálculo de la empresa).

Botella, que ha traducido la denominación en inglés de este servicio, "carsharing", por "coche multiusuario", ha dicho, además, que si ya es beneficioso este sistema con cualquier tipo de coche, las ventajas son mayores en cuanto a reducción de emisiones y ahorro energético cuando se introducen modelos de motor eléctrico.

Los coches escogidos para esta primera experiencia son del modelo F3DM de BYD, distribuido en España por Bergé Automoción, una berlina de cuatro puertas y cinco plazas que cuenta con un motor eléctrico y otro mecánico que le confieren una autonomía extendida de 450 kilómetros.

Bluemove Carsharing, que ya tiene un millar de clientes en Madrid, piensa seguir incorporando automóviles eléctricos a su flota, aunque de menor tamaño, ha indicado a Efe uno de sus fundadores, Jorge González.

En la presentación, González ha indicado que a final de año contarán con 40 coches entre eléctricos, híbridos e híbridos enchufables.

Con el sistema de coche compartido, el usuario tiene acceso inmediato las 24 horas del día a una serie de vehículos estacionados en distintas localizaciones del centro de la capital y de parques empresariales de los alrededores de Madrid, que puede utilizar como usuario registrado por el tiempo que desee, desde una hora hasta varios días, con solo reservarlo por Internet.

Cuando llega al coche, lo abre con una tarjeta pasándola por un lector en el parabrisas e introduce un código en el ordenador de abordo, lo arranca con una llaves que están allí guardadas y lo utiliza el tiempo que necesite.

Cuando finaliza, lo aparca de nuevo donde lo ha cogido y lo cierra de nuevo con la tarjeta. El usuario paga sólo por lo que usa, en una factura mensual, y el coste incluye el combustible, el aparcamiento, el seguro y el mantenimiento.

La alcaldesa de Madrid ha aprovechado para destacar los beneficios de los que disfrutan en Madrid los vehículos eléctricos: exención total del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), bonificación del máximo legal del 75 % en el Impuesto de Circulación y recarga gratuita, hasta fin de año, en los 161 puntos municipales de recarga eléctrica. Según ha dicho, en Madrid hay matriculados 140 vehículos totalmente eléctricos.

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...