Citroën DS

Sustituto del revolucionario “traction avant”, el Citroën DS incluso superó en modernidad a aquél, constituyéndose en la berlina de referencia a nivel tecnológico mundial, con un diseño revolucionario para la época.
-
Citroën DS
Citroën DS

Sólo en el primer día del Salón de París de 1955, cuando fue desvelado, se recibieron 12.000 peticiones de compra del nuevo DS de Citroën.

Hoy, difícilmente, podría repetirse una gesta así, habiéndose multiplicado por diez, al menos, el volumen de mercado. El impacto que generó no era para menos. Además de sus mágicas formas que, inmediatamente, atrajeron la aceptación de todos, el coche mostraba una inédita suspensión independiente hidroneumática con corrector automático de altura. Pero no sólo era esto.

La mayoría de sus mecanismos importantes eran asistidos: la caja de cambios semiautomática, el embrague hidráulico, la dirección asistida, los frenos –delanteros de disco, por primera vez en un modelo de gran serie–, doble circuito de frenos, etc. Sólo el motor resultaba poco ambicioso, a causa de la cancelación del proyecto inicial de dos seis cilindros en plano opuestos, puesto que el modelo de lanzamiento venía equipado con un simple cuatro cilindros de 1,9 litros y 70 CV, que lanzaba al DS hasta los 140 km/h.

Dos años después de su aparición se lanzó el ID, que fue una versión más asequible, eliminando la asistencia en la transmisión y dotándole de un motor menos potente –66 CV- y un equipamiento más básico. También apareció una versión familiar, con capacidad para siete plazas con asientos escamoteables en el maletero.

Su existencia se prolongó hasta 1975 momento en el que se contabilizaban 1,6 millones de DS fabricados. En los veinte años de vida, su diseño se mantuvo relativamente inmutable. Como es lógico, los motores fueron creciendo en cilindrada y potencia con el paso de los años, para acabar las últimas versiones de DS 23 con 130 CV en su motor, ya, de inyección electrónica. En esa época, se podía vanagloriar de disponer de faros delanteros orientables con sistema automático de nivelación. ¿Les suena? Como prueba de su excelencia tecnológica, el DS, incluso, hizo incursiones en pruebas automovilísticas de renombre, llegando a resulta vencedor del Rallye de Montecarlo de 1959.

Modelo/año DS 19/1955 DS 23/1975
Motor 4 cilindros en línea 4 cilindros en línea
Cilindrada(cm3) 1.911 2.347
Potencia máxima (CV/rpm) 70/4.500 130/5.250
Par máximo (mkg/rpm) 14/3.000 19,9/2.500
Velocidad máxima (km/h) 140 188
Aceleración 0-100 km/h (s) n.d. n.d.

Galería relacionada

Citroën DS míticos

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...