Citroën C4 Picasso

Ya tardaba el sustituto del Xsara Picasso, pero en octubre tendrá su estreno. Mantiene el segundo apellido, pero todo lo demás cambia, incluso su capacidad, que es ahora de hasta siete personas.
-
Citroën C4 Picasso
Citroën C4 Picasso

El segmento de los monovolúmenes es uno de los más competidos del momento y en esta situación el actual Xsara Picasso, debido a su veteranía, no se encuentra en la mejor posición respecto a sus rivales.

No obstante, a partir de octubre, Citroën potencia este sector con la llegada del C4 Picasso de siete plazas, que convivirá con el actual Picasso al menos un par de años. La variante “corta” del C4 Picasso, de “sólo” cinco plazas no se pondrá a la venta hasta dentro de un año.

Los monovolúmenes de siete plazas han dejado de ser rarezas en el mercado y son casi fijos en las gamas de los fabricantes generalistas. Cabe decir, no obstante, que Citroën ya cuenta con un modelo de este tipo en su gama, el C8, aunque siendo realistas lo tendrá difícil para competir teniendo a su lado a este nuevo C4 Picasso, un monovolumen casi igual de habitable, más práctico, más compacto y seguramente más barato.

Uno de los aspectos que primero llama la atención del C4 Picasso es su gran luminosidad interior y su magnífica visibilidad hacia el exterior, cimentadas ambas en un parabrisas panorámico y unos montantes muy finos y un techo acristalado.

El C4 Picasso estrena climatización cuadrizona (con reglajes individuales a izquierda y derecha en la segunda fila), con posibilidad de añadir distribución del aire en la tercera fila y en el maletero.

El C4 Picasso mide 4,59 metros de largo, 1,83 m de ancho y 1,66 metros de alto, unas dimensiones superiores a las de un Zafira (4,47 m), un Grand Scenic (4,49 m) o un Mazda 5 (4,51), aunque por debajo de auténticos “siete plazas” como C8 (4,73), Ford S-Max (4,77), Chrysler Voyager (4,81) o Kia Carnival (4,81). El monovolumen galo toma la plataforma del C4, aunque con una batalla alargada 13 cm, hasta alcanzar en este apartado los 2,73 metros.

El salpicadero, personalizable en colores, lleva la instrumentación central, lo que permite disponer de hasta cuatro guanteras, una de ellas refrigerada. Se ha suprimido la consola central, y el freno de mano es eléctrico —y automático—, dejando paso libre entre las dos plazas delanteras.

Los asientos de la segunda fila son independientes, se abaten con facilidad sin quitar el reposacabezas, cuentan con anclajes Isofix, y se pueden regular en longitud. El acceso a las dos plazas más traseras, en las que pueden acomodarse perfectamente dos adultos, se realiza abatiendo de forma sencilla cualquiera de los asientos laterales de la segunda fila.

La capacidad del maletero, en configuración de cinco plazas, varía entre los 576 y 600 litros, alcanzando los 1.950 cuando nos deshacemos de la segunda y la tercera fila y queda el piso completamente plano.

Como suele ser habitual, con siete plazas la capacidad es pequeña; pero al menos se puede acceder al espacio inferior bajo el suelo donde se guardan los dos asientos de la tercera fila.

La rueda de repuesto es de tamaño estándar, ubicada exteriormente bajo el maletero.

Mecánicamente, la gama de motores contará inicialmente con cuatro propulsores. En gasolina, los 1.8 y 2.0 con 127 y 143 CV, este último sólo con cambio robotizado de 6 marchas con mandos en el volante, que será opcional en el 2.0 HDI de 136 CV. La gama Diesel se completa con el 1.6 HDI de 110 CV, ambos con filtro de partículas.

El C4 Picasso está cargado de detalles de refinamiento y confort. Por ejemplo, puede contar con apertura independiente de la luneta posterior, con suspensión trasera neumática que mantiene la altura de la carrocería (y permite bajarla momentáneamente para cargar el maletero), y no faltan el conocido ambientador de olores del C4, un sistema de ayuda al aparcamiento asistido mediante cámara e imagen y con medidor lateral de espacio, el sistema de alerta de mantenimiento de carril, o un asistente para arrancar en cuesta. Los huecos portaobjetos situados en los paneles de las puertas delanteras se iluminan automáticamente al aproximar la mano, y en el maletero hay una lámpara portátil que se recarga de forma automática.

Galería relacionada

Citroën C4 Picasso 7p

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...