Chrysler-Jeep, diseño de vanguardia

Chrysler-Jeep se ha dejado caer en esta ocasión con su Crossfire y con un curioso PT Cruiser.
-
Chrysler-Jeep, diseño de vanguardia

En el caso del deportivo Crossfire, ya tuvimos oportunidad de contemplarlo en el pasado Salón de Los Ángeles, un modelo que ya se adelantó en otras muestras, pero que no tomó su forma definitiva hasta principios de este año.

Ya en 2001 fue nombrado el automóvil con "mejor diseño exterior" en la muestra de Detroit. Un galardónm que nos puede dejar claro que su aspecto no pasa inadvertido.

Fruto de la colaboración entre Mercedes y Chrysler, el Crossfire se pondrá a la venta a comienzos del año próximo y cuenta con casi un 40 por ciento de componentes de la firma alemana.

El motor pertenece a Mercedes y tiene 3,2 litros de capacidad, seis cilindros en V y rinde 215 CV. En cuanto a su línea esterior, se define por la "espina dorsal" que recorre el vehículo desde la parrilla hasta el tubo de escape.

Por otra parte, la marca norteamericana aprovechó el Salón para mostrar un sorprendente PT Cruiser decorado por el diseñador Custo Dalmau. Al acto de presentación del modelo acudieron varias personalidades del mundo de la moda, entre las que destacó Esther Cañadas, que, por cierto, atrajo los flashes de decenas de fotógrafos especializados en la prensa del corazón. Algo poco habitual en una muestra de automóviles.

El Crossfire es ya una realidad. Más de medio año ha transcurrido desde que Chrysler anunció su producción en serie. Por fin, tras pasar por varios salones como coche de concepto, el coupé deportivo de la firma americana aparece tal y como será comercializado a comienzos de 2003. Salvo ligeros retoques, la versión presentada hoy como primicia mundial enLos Ángeles puede considerarse como la definitiva. El atractivo vehículo es fruto de la colaboración entre las firmas Mercedes y Chrysler, ambas pertenecientes al Grupo DaimlerChrysler, pero, sobre todo, una apuesta personal de los antiguos directivos de la primera compañía y ahora presidente y director ejecutivo de la segunda, Dieter Zetsche y Wolfgang Bernhard.

Su importancia radica no sólo en que el 39 por ciento de sus componentes, incluido su motor y suspensiones, han sido prestados por Mercedes, sino también en que ha sido el primer proyecto de los dos directivos alemanes desde que rigen los destinos de Chrysler.
Se trata por tanto de la punta de lanza del consorcio formado en 1998, del primer vehículo de DaimlerChrysler construido como tal, tratando de aprovechar las sinergias de grupo. Así, será fabricado en Alemania, concretamente en la planta del especialista Karmann, donde también se ensambla en Mercedes CLK, pero utilizando la enseña y el diseño de la marca americana.

El Crossfire definitivo mantiene varios de los "toques de distinción" que caracterizaban al coche de concepto que le preludió en varios salones internacionales. Lo más significativo es la decorativa "espina dorsal" que recorre el vehículo desde la parrilla hasta el tubo de escape. También se han incluido ligeras modificaciones para su explotación comercial, tales como una ventana trasera más amplia y un alerón trasero oculto, que se despliega cuando se circula a más de 80 km/h.

El motor pertenece a Mercedes y tiene 3,2 litros de capacidad, seis cilindros en V y rinde 215 CV. Combinará con una caja de cambios manual de seis velocidades o automática de cinco.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...