Publicidad

Chrysler, GM y Ford no levantan cabeza

Los tres grandes grupos automovilísticos de Estados Unidos siguen sin levantar cabeza en su propio mercado. Así lo indican los resultados de ventas del mes de enero: las matriculaciones de General Motors bajaron casi un 50 por ciento; por su parte, Chrysler acumuló un descenso del 55 por ciento; mientras que Ford registró una caída del 38,9 por ciento.
-
Chrysler, GM y Ford no levantan cabeza
Chrysler, GM y Ford no levantan cabeza

El desplome de la demanda de vehículos del Grupo Chrysler se mantuvo en el primer mes de 2009 con la pérdida de un 55 por ciento de sus ventas con respecto al mismo mes de 2008, lo que añade más estrés al tercer fabricante estadounidense.

En total, las ventas del Grupo Chrysler (formado por las marcas Chrysler, Dodge y Jeep) se situaron en 62.157 unidades.

Como General Motors, Chrysler dijo que las cifras de enero estuvieron afectadas negativamente por la "significante reducción" de las ventas a empresas y que cifró en el 81 por ciento.

Chrysler afirmó que si se mantiene la tendencia de enero durante todo el año, el sector del automóvil en Estados Unidos podría vender menos de 10 millones de unidades en 2009, 3 millones menos que en 2008 y 6 menos que en 2007.

Chrysler también dijo que el retraso sufrido por Chrysler Financial en la recepción de ayuda, afectó a los resultados del mes: "No fue hasta finales de mes cuando Chrysler Financial recibió su préstamo de 1.500 millones de dólares, en gran medida mejorando su capacidad para apoyar nuestros concesionarios y proporcionar créditos a nuestros clientes", afirmó a través de un comunicado Jim Press, presidente de Chrysler.

Chrysler Financial es el brazo financiero de Chrysler y se encarga de proporcionar créditos para la compra de vehículos del grupo.

Por marcas, las ventas de Chrysler cayeron un 69 por ciento, hasta los 10.685 vehículos, las de Jeep un 49 por ciento, hasta 16.834 unidades, y las de Dodge un 50 por ciento hasta las 34.638 unidades.

Por su parte, las ventas del Grupo Ford cayeron en enero un 38,9 por ciento en Estados Unidos con respecto al mismo periodo del año pasado, una caída muy superior a la esperada por los analistas.

En total, las marcas de Ford (Ford, Mercury y Lincoln) vendieron 90.596 vehículos frente a los 148.355 vendidos en enero de 2008.

Los analistas habían calculado que las ventas de Ford podrían caer hasta un 30 por ciento en enero.

A pesar de los pobres resultados, Ford dijo que la cifras de enero señalan la estabilización de la demanda en el mercado: "Durante los pasados cuatro meses, la demanda por parte de individuos parece haberse estabilizado y la fortaleza de nuestros nuevos productos es una razón clave por la que nuestra cuota de mercado está creciendo", afirmó Ken Czubay, el vicepresidente de Ford para Ventas y Mercadotecnia.

Las ventas de vehículos a empresas cayó un 65 por ciento mientras que las ventas a individuos se redujeron un 27 por ciento: "Esperamos que acciones monetarias y fiscales nuevas, recientes y futuras ayudarán a mejorar las condiciones en la segunda mitad del año", añadió.

Ford dijo que su inventario de vehículos era de 420.000 a finales de enero, 156.000 menos que hace un año. La empresa también destacó que en los últimos 12 meses sus inventarios se han reducido un 27 por ciento, ligeramente más que la caída de la demanda en el periodo y que está cifrada en el 22 por ciento.

Por marcas, Ford vendió 79.322 vehículos en enero, seguida por Lincoln con 6.091 y Mercury con 5.183. Ford no dio detalles de las ventas de la marca sueca Volvo.

El fabricante estadounidense ha anunciado que está considerando la venta de Volvo.

Por segmentos, las ventas de turismos cayeron un 35,1 por ciento, las de SUV y CUV, un 67,5 por ciento, mientras que camionetas y furgonetas perdieron un 41,6 por ciento.

En cuanto a GM, las ventas del grupo General Motors en Estados Unidos se desplomaron casi un 50 por ciento en enero, hasta las 129.227 unidades, ligeramente por encima de la cifra lograda por Toyota ese mes. General Motors achacó el abrupto descenso de la demanda a una reducción del 80 por ciento de las ventas de vehículos a empresas.

GM vendió sólo 13.000 vehículos a empresas, el punto más bajo desde enero de 1975.

"Estamos atacando este mercado sin precedentes con tanta agresividad como es posible a la vez que ofrecemos más vehículos que nunca que proporcionan gran valor y que los estadounidenses disfrutan", afirmó en un comunicado el vicepresidente de GM para Ventas en Norteamérica, Mark LaNeve.

LaNeve destacó que la cuota de mercado de GM entre compradores particulares se ha mantenido por encima del 21 por ciento los dos pasados meses.

"Es importante destacar que hemos logrado esta actuación entre particulares a la vez que el conjunto del mercado vendió unos 6 millones de vehículos por debajo de las del anterior enero (de acuerdo a una tasa ajustada anual) y el impacto que ha sufrido cada fabricante es profundo", añadió LaNeve.

GM también dijo que su inventario de vehículos a finales de enero se situaba en las 801.000 unidades, un 11 por ciento menos que en el mismo mes del 2008 y unos 70.000 menos que en diciembre.

En enero, GM produjo 65.000 vehículos en enero en Norteamérica (de ellos sólo 6.000 autos), 232.000 menos (un 78 por ciento) que en enero del 2008. Para el primer trimestre del 2009, GM prevé producir en Norteamérica 380.000 vehículos, un 57 por ciento menos que en el mismo periodo del 2008.