Chrysler abandonará el mercado europeo

La integración de Chrysler en Lancia para el mercado europeo tendrá como efecto en España aglutinar, a partir de junio del año que viene, una red de 70 concesionarios, según los planes elaborado por el Grupo Fiat para gestionar su fusión con el consorcio estadounidense.
-
Chrysler abandonará el mercado europeo
Chrysler abandonará el mercado europeo

Dentro de estos planes, el grupo automovilístico italiano ha previsto quela comercialización de Chrysler en Europa se haga a través de su marca Lancia, con lo que, a partir del año que viene, algunos de los modelos de la marca americana se ofertarán con la denominación de la firma italiana.

Con esta premisa, la red de distribución en España de Lancia, absorbida ya Chrysler, tendrá que condensar en esos 70 concesionarios, los 51 actuales de Lancia y los 64 de Chrysler-Jeep.

En cuanto a la marca de los todo terrenos Jeep, del Grupo Chrysler, operará en todos los mercados mundiales con su propia denominación y red de distribución.

Los planes del Grupo Fiat para su marca filial Lancia con la nueva estructura se fijan en pasar de las 122.000 unidades vendidas en Europa en 2009 (cuota del 0,9) a 295.000 en 2014 (cuota del 1,9 por ciento).

La integración de Chrysler en Lancia configurará en 2014 una gama compuesta por ocho modelos con presencia en casi todos los segmentos, una iniciativa que enriquece significativamente la oferta actual de la marca italiana.

Las aportaciones de producto de Chrysler a Lancia hasta 2014 se planifican con un modelo compacto en versiones de carrocería sedán, hatchback y familiar o station wagon para 2012; la actual berlina 300C y el monovolumen Grand Voyager el año que viene; y un crossover en 2013.

Lancia aportará la nueva generación del urbano Ypsilon a mediados del año que viene y una berlina media-alta en 2013.

Para Dodge, una de las marcas filiales de Chrysler, en Europa los planes apuntan a la comercialización del modelo Journey como uno más de la gama Fiat.

La convergencia de Fiat y Chrysler pretende conformar en los próximos cinco años el sexto grupo automovilístico mundial con unas ventas globales de seis millones de unidades.

Estas ventas se repartirán entre América del Norte o la zona NAFTA, a la que se asigna una previsión de cuota del 41,2 por ciento; a Europa, un 37,9 por ciento; a América del Sur, un 18,8 por ciento; y a Asia, un 1,7 por ciento.

El plan estratégico 2009-2014 del consorcio resultante apunta, como elemento de más importancia, a un retorno al registro de ventas anteriores a la crisis, una integración completa de los producto de Chrysler, un fuerte crecimiento en Sudamérica, una optimización de costes y la entrada en el área Nafta (Canadá, Estados Unidos y México) con la firma de lujo Maserati como estandarte.

El grupo italiano, bajo su nueva dimensión, planifica hasta 2014 un total de 34 nuevos modelos (13 de ellos producidos en el área NAFTA) y otras 17 grandes modificaciones en otros tantos productos.

La entrada del Grupo Fiat con producto propio en el difícil mercado estadounidense se apoyará también en la marca filial Alfa Romeo, con un plan de producto que incluye a modelos como una versión de cinco puertas del compacto MiTo en 2013; el Giulietta modificado respecto del actual en 2014; la nueva berlina media-alta Giulia, en versiones sedán y familiar, en 2012; la nueva generación de roadster Spider en 2013 y dos nuevos todoterrenos SUV compacto y familiar en 2012 y 2013, respectivamente

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...