Chollos de fin de año

Si estás pensando en renovar tu vehículo y comprarte un coche nuevo, atento a los siguientes consejos que te damos. Busca el automóvil que realmente se adapte a tus necesidades, acude a varios concesionarios, compara precios y modelos, el consumo de combustible, lee bien la letra pequeña… conoce todo lo necesario para evitar sorpresas desagradables.
-
Chollos de fin de año
Chollos de fin de año

La compra de un automóvil nuevo es una actividad que se tiene que realizar de forma cuidadosa. La estadística así lo indica, pues la adquisición de un vehículo supone la segunda mayor inversión a medio-largo plazo después de la compra de una casa. Pues bien, con el objetivo de no llevarte sorpresas desagradables y que el coche de tus sueños se adapte realmente a tus necesidades, hemos elaborado un listado de útiles consejos.

Tus circunstancias personales y tus gustos son dos de los primeros condicionantes que has de tener en cuenta. Si tienes familia e hijos, seguro que no estarás pensando en un utilitario de tres puertas y te inclinarás por una carrocería de cinco puertas, familiar o monovolumen. Aquí viene, por tanto, la primera criba: elegir el tipo de coche que más se adapte a ti entre un urbano o utilitario, un compacto, un familiar, un monovolumen y un todo terreno-todo camino. Después de elegir el segmento del vehículo, has de decantarte por el tipo de combustible que usa: gasolina o Diesel. Ten en cuenta que la gran demanda del gasóleo ha provocado su encarecimiento respecto a la gasolina. Además, los fabricantes de automóviles han venido desarrollando en los últimos años motores de gasolina con menos consumo (casos de los propulsores TSI de Volkswagen o T-Jet de Fiat), por lo que tendrás que tener en cuenta el número de kilómetros que recorras al año para rentabilizar la compra de un Diesel respecto a un gasolina. Consulta nuestra asesoría de compra.

Una vez elegidos los modelos y el tipo de combustible, tendrás que decantarte por su potencia, cilindrada y otras características técnicas del automóvil. A raíz de estas variables, se producen una serie de gastos extras con los que tienes que contar: cantidad del dinero del seguro, el Impuesto de Matriculación, el Impuesto de Tracción Mecánica (comúnmente conocido como el ‘numerito’ del coche) y las revisiones de mantenimiento.

A la hora de contratar el seguro, debes tener en cuenta los CV y cilindrada, pues cuanto mayores son éstos, mayor es la cantidad de dinero que tendrás que desembolsar. Además, las aseguradoras toman como referencia otros detalles importantes, como la experiencia de conducción del conductor (años de carné), el sexo, el equipamiento de serie y opcional del vehículo que has elegido, etc.

En cuanto a los impuestos, desde el 1 de enero de 2008 está vigente en España un nuevo Impuesto de Matriculación que es más severo cuantas más sean las emisiones de C02 del automóvil en cuestión (ver nuevo Impuesto de Matriculación). Asimismo, las partículas contaminantes de los automóviles son muy tenidas en cuenta en algunas ciudades, algo que se traduce en rebajas fiscales a la hora de pagar el Impuesto de Tracción Mecánica.

Por último, el precio de las revisiones de mantenimiento será otro de los pagos extras que tendrás que tener en cuenta antes de la compra. No dudes en preguntar en el concesionario elegido y en un taller oficial a cuánto asciende la revisión del modelo que has seleccionado.

Destacado: Si prefieres comprar un coche de segunda mano en lugar de uno nuevo, entre en el reportaje Segunda mano, sin problemas.

Lo más habitual es que los distintos fabricantes de automóviles ofrezcan dos años de garantía por la compra de un coche nuevo, aunque hay ciertas marcas que pueden llegar a ofrecer tres, cuatro, cinco, seis y hasta siete años (el caso de la surcoreana Kia). Cuando vayas a formalizar la compra, infórmate bien de lo que cubre o no la garantía. Aquí es donde aparece la llamada letra pequeña. Pregunta por todo lo que no tengas claro y por aquellos términos que te suenen a chino. Sobre estas peculiaridades, no tengas prisa.

Una vez elegido el modelo, puedes acudir a varios concesionarios para pedir un presupuesto. Es mejor acudir en persona y exigir un presupuesto detallado. Cuando tengas el documento de presupuesto previo, acude con él a otro concesionario para que sirva de prueba de que no te has inventado el precio que das al vendedor. Sé paciente y visita el número de concesionarios que sean necesarios.

Antes, algunos concesionarios eran reacios a ofrecerte un vehículo para probarloAhora, en las condiciones actuales con un mercado con un bajísimo nivel de matriculaciones, la situación ha cambiado. Pide este pequeño test y seguro que no te lo negarán. Eso sí, olvídate de probarlo tú solo porque contigo viajará el vendedor en cuestión o alguna otra persona del concesionario.

La mejor época del año para comprar un coche nuevo suele ser a final de año, más en el caso de este 2008. Los distintos fabricantes aplican descuentos más cuantiosos que otros meses del año. Pero además del mes, estate atento a la actualidad del mundo del motor, esto es, de las novedades referentes al modelo que has elegido. Muchas veces, el concesionario en cuestión quiere venderte una generación nueva de un automóvil cuando en realidad es un mero lavado de cara del modelo anterior. A veces, los vendedores explotan los diversos retoques estéticos y resaltan algún elemento del equipamiento como totalmente nuevo, no siendo así. Por ello, compara versiones anteriores y nuevas de un modelo si se venden en el concesionario. En este caso, no te vendría mal consultar de vez en cuando una revista del motor o una página web especializada en la que se recogen las novedades del mercado. Estar informado es una gran arma que puedes utilizar a tu favor.

Una vez ya elegido el modelo y fijado el precio final por vendedor y comprador, es el momento de plantear el modo de pagar el vehículo. Seguramente tendrás que acogerte a la modalidad de financiación, es decir, pagarlo a determinados plazos. Sobre esto, se te plantean varias posibilidades: financiarlo con una entidad especializada, con tu propio banco o caja o con la financiera que trabaja con el fabricante del automóvil. Ten muy en cuenta los tipos de interés que tendrás que pagar, la comisión de apertura y mantenimiento, la tasa anual equivalente… y otro tipo de términos financieros que debes conocer para no estar perdido. En el reportaje Financiación: elige la mejor alternativa, te explicamos todo lo concerniente a este tema y te damos varias recomendaciones.

En la factura de compra del vehículo, deben figurar una serie de datos esenciales, tales como los conceptos ya cobrados, impuestos incluidos (gastos de matriculación, por ejemplo), precios de las opciones, fecha, firma, datos del comprador y sello del concesionario.

No tengas miedo a preguntar. Resuelve todas las dudas que te puedan surgir. Las asociaciones de consumidores suelen tener diversos asesores de compra a los que puedes consultar todo aquello que no entiendas. Además, desde Autopista.es te invitamos a que preguntes a nuestro experto del consultorio técnico, Rafa Guitart (acceder al consultorio), quien te asesorará en la compra de un coche nuevo. Recuerda que la adquisición de un vehículo no es como la compra de una prenda de vestir, que si no te gusta, no te la pones. Vas a destinar una apreciable cantidad de dinero por algo que realmente has de utilizar y que se va a adecuar a tus necesidades. Los caprichos sólo se los pueden dar unos pocos.

Las mejores ofertas
Los coches más baratos
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...