Las chicas son guerreras

Deporte, aventura, diversión y kilómetros, muchos kilómetros. Éstos han sido los ingredientes básicos del Raid Toyota, que por séptimo año consecutivo ha reunido a veinte participantes, todas ellas mujeres, para disfrutar de una experiencia única: conducir un todo terreno por los lugares más bellos e inhóspitos, en esta ocasión, entre la frontera de España y Portugal. Te contamos cómo ha sido esta edición para que el año que viene te animes y acudas a la cita.
Autopista -
Las chicas son guerreras
Las chicas son guerreras

Salida oficial del raid con banderazo oficiado por el alcalde de Puebla de Sanabria, José Fernández Blanco. Comienzo de la ruta con destino a Bragança. En la Sierra de Bornes, las chicas tuvieron su primera sorpresa: una prueba especial de bicicletas todo terreno. Al final de la jornada se realizó una acción medioambiental centrada en limpiar y pintar las paredes de un palomar en el Parque Natural del Douro Internacional. Llegada a Ciudad Rodrigo.

Salida oficial de la segunda etapa con dirección a Sierra Estrela. Intenso día de ruta pasando por pequeñas y mágicas aldeas de la zona de la “Raya”. Simpática prueba de orientación nocturna a pie, donde las participantes debían instalar bebederos artificiales para la perdiz de campo. Campamento en el parque natural del Tajo.

La ruta de la tercera etapa consistió en realizar el recorrido con el libro de ruta, pero sin indicaciones, es decir, las chicas se debían orientar con la brújula. Al final del día, construyeron una madriguera refugio para el conejo de monte. Llegada a Badajoz.

Comienzo de la cuarta etapa en la alcazaba de Badajoz dirección Monte do Guiso. Antes de realizar la acción medioambiental de la liberación de las aves, el recorrido transcurrió por la Mina de Sâo Domingos, un curioso punto de extracción de minerales, usado en la antigüedad por los fenicios, cartagineses y romanos; en esta zona quedaban inigualables restos de edificaciones, minas y algunos tramos de ferrocarril. Campamento en Monte do Guiso con el original recuerdo, durante la cena, de los “cánticos alentejanos”, voces típicas de las zonas más pobres de Portugal.

El último día comenzó con una ruta corta hasta el río Guadiana, donde las chicas pudieron hacer el descenso del río en canoas hasta Mértola. Allí, se realizó una ginkana por el pueblo con divertidas pruebas de rapel, tiro con arco y orientación. Llegada a Isla Cristina (Ayamonte), cena, baile y banderazo final del raid.

Más información: AQUÍ.

Galería relacionada

raid_toyota2

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...