Chevrolet Aveo

La nueva berlina pequeña de Chevrolet, que sustituye al Kalos de 4 puertas, llega al mercado español con vocación de líder. Sus principales argumentos se basan en un tamaño interesante, un equipamiento completo y un precio que arranca en 11.500 euros, aunque sólo se encuentra disponible con una mecánica de gasolina de 1,4 litros de capacidad.
-
Chevrolet Aveo
Chevrolet Aveo

Como comentábamos antes, el Aveo comparte gran cantidad de componentes con el Kalos, aunque su estructura ha sido revisada en algunos puntos para mejorar la resistencia de la carrocería. Curiosamente, a pesar de ser un poco más grande que el modelo al que sustituye, el Aveo es más ligero que el Kalos de cuatro puertas.

Mantiene el esquema de suspensiones del anterior modelo con un sistema McPherson en el tren delantero y un eje semirrígido con muelles y amortiguadores en el trasero, si bien se ha aumentado ligeramente la anchura de la vía trasera.
También conserva el sistema de frenos empleado anteriormente (con sistema antibloqueo ABS y distribuidor electrónico de la fuerza de frenada de serie), con discos delanteros ventilados de 236 mm de diámetro y tambores de 200 mm en las ruedas posteriores.
La dirección es de cremallera asistida con variación de la dureza en función de la velocidad, regulable en altura, y no resulta especialmente rápida.

En autopistas o vías rápidas no hay problema, pero en zonas más lentas con un poco de desnivel requiere jugar con el cambio de marchas de forma permanente. Además, el tacto y los recorridos de la palanca del cambio han sido los aspectos que menos nos han gustado del coche. La palanca muestra cierta imprecisión, tiene desplazamientos muy largos y las marchas están muy separadas entre sí, lo que obliga a acompañar con cierto mimo la trayectoria de cada velocidad para ser engranada correctamente.
Las cifras de prestaciones que anuncia se encuentran en la media de la categoría, con una velocidad máxima de 176 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,1 segundos, mientras que el consumo medio ponderado es de 6,7 l/100 km en las versiones manuales y de 7 litros/100 km en el caso del automático.

Tampoco nos ha convencido mucho la posición de los pedales -algo elevada respecto al suelo-, que obliga a efectuar un juego de pies bastante forzado. Están montados sobre un eje impreciso que no permite la independencia total de cada pedal (al pisar el freno se siente en el pedal del embrague y viceversa), lo que da una importante sensación de desconfianza a la hora de actuar sobre ellos.

Las suspensiones no son excesivamente firmes, con lo que se consigue dar un cierto confort a los ocupantes, si bien nos ha parecido que en zonas mal pavimentadas se producen ciertos rebotes de la carrocería y en zonas de curvas pronunciadas se muestra bastante inclinación.

Es una lástima que el refinamiento que hemos apreciado en el interior y el cuidado en la línea y en los detalles no tenga la continuidad merecida en la mecánica. Esperamos que las unidades de producción definitiva vengan con unos ajustes un poco más finos.

Como comentábamos antes, el Aveo comparte gran cantidad de componentes con el Kalos, aunque su estructura ha sido revisada en algunos puntos para mejorar la resistencia de la carrocería. Curiosamente, a pesar de ser un poco más grande que el modelo al que sustituye, el Aveo es más ligero que el Kalos de cuatro puertas.

Mantiene el esquema de suspensiones del anterior modelo con un sistema McPherson en el tren delantero y un eje semirrígido con muelles y amortiguadores en el trasero, si bien se ha aumentado ligeramente la anchura de la vía trasera.
También conserva el sistema de frenos empleado anteriormente (con sistema antibloqueo ABS y distribuidor electrónico de la fuerza de frenada de serie), con discos delanteros ventilados de 236 mm de diámetro y tambores de 200 mm en las ruedas posteriores.
La dirección es de cremallera asistida con variación de la dureza en función de la velocidad, regulable en altura, y no resulta especialmente rápida.

En autopistas o vías rápidas no hay problema, pero en zonas más lentas con un poco de desnivel requiere jugar con el cambio de marchas de forma permanente. Además, el tacto y los recorridos de la palanca del cambio han sido los aspectos que menos nos han gustado del coche. La palanca muestra cierta imprecisión, tiene desplazamientos muy largos y las marchas están muy separadas entre sí, lo que obliga a acompañar con cierto mimo la trayectoria de cada velocidad para ser engranada correctamente.
Las cifras de prestaciones que anuncia se encuentran en la media de la categoría, con una velocidad máxima de 176 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,1 segundos, mientras que el consumo medio ponderado es de 6,7 l/100 km en las versiones manuales y de 7 litros/100 km en el caso del automático.

Tampoco nos ha convencido mucho la posición de los pedales -algo elevada respecto al suelo-, que obliga a efectuar un juego de pies bastante forzado. Están montados sobre un eje impreciso que no permite la independencia total de cada pedal (al pisar el freno se siente en el pedal del embrague y viceversa), lo que da una importante sensación de desconfianza a la hora de actuar sobre ellos.

Las suspensiones no son excesivamente firmes, con lo que se consigue dar un cierto confort a los ocupantes, si bien nos ha parecido que en zonas mal pavimentadas se producen ciertos rebotes de la carrocería y en zonas de curvas pronunciadas se muestra bastante inclinación.

Es una lástima que el refinamiento que hemos apreciado en el interior y el cuidado en la línea y en los detalles no tenga la continuidad merecida en la mecánica. Esperamos que las unidades de producción definitiva vengan con unos ajustes un poco más finos.

Galería relacionada

Chevrolet Aveo

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...