Chevrolet Volt, sin riesgo de incendio

La agencia estadounidense reguladora de la seguridad en el transporte, la NHTSA, ha concluido, tras una investigación de ocho semanas, que las baterías del vehículo eléctrico Chevrolet Volt no suponen un riesgo de incendio después de un accidente.
-
 Chevrolet Volt, sin riesgo de incendio
Chevrolet Volt, sin riesgo de incendio

La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) afirma en un comunicado que no cree que el "Chevy Volt u otros vehículos eléctricos representen un mayor riesgo de incendio que los vehículos a gasolina". La agencia explica que las modificaciones anunciadas por General Motors, el pasado 5 de enero, para reforzar la seguridad de las baterías del Volt reducen el riesgo de incendio días o semanas después de un accidente por la fuga del refrigerante de las baterías.

Esta fue la causa de la investigación emprendida por la NHTSA en noviembre pasado, después de dos incidentes en los que el paquete de baterías del Volt se incendió y se produjeron chispas en los días o semanas después de las pruebas de choque realizadas para homologar el vehículo

Un incendio se produjo en el mes de junio, tres semanas después de completar la agencia las pruebas de impacto lateral con el Chevrolet Volt, un vehículo eléctrico enchufable de autonomía extendida.

General Motors, tras conocer la decisión de la NHTSA de cerrar la investigación, ha manifestado que "es consistente con los resultados de nuestras pruebas internas y la evaluación general del vehículo". La compañía ha reiterado que los cambios en la estructura alrededor de la batería se están haciendo para proteger el sistema y hacerlo aún más seguro.

GM asegura que el coche será "más seguro" con el refuerzo de acero que rodea la batería para evitar que se pinche durante un accidente, al tiempo que añade un sensor de la batería para controlar posibles fugas de refrigerante.

Chevrolet está pidiendo a sus 8.000 clientes de Volt visitar sus concesionarios para hacer los trabajos de refuerzo, aunque los distribuidores no estarán listos para hacer las modificaciones hasta el próximo mes de febrero.

Para este próximo miércoles, día 25 de enero, está previsto que en la Cámara de Representante se celebre una audiencia para examinar cómo General Motors y la NHTSA han manejado la investigación de los riesgos de incendio, ante la que prestará declaración Dan Akerson, presidente de General Motors. También se espera la presencia de David Strickland, administrador de la NHTSA.

El Chevrolet Volt, que tiene su equivalente europeo en el Opel/Vauxhall Ampera es un vehículo de propulsión cien por cien eléctrica, enchufable, con una autonomía de entre 40 y 80 kilómetros, que es extendida a otros 500 kilómetros con la actuación de un pequeño motor de gasolina 1.4 que actúa únicamente como generador de energía eléctrica.

Estos dos modelo son los pioneros en este tipo de solución que será imitada progresivamente por el resto de los fabricantes -algunos ya han presentado la misma solución- por tratase de una alternativa que suprime el estrés que produce en los automovilistas la limitada autonomía de los coche eléctricos puros.

El Volt y el Ampera pueden ser utilizados a diario en el medio urbano con un funcionamiento de cero emisiones y utilizar el rango extendido cuando se necesita hacer un viaje de mayor alcance. 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...