Caso Farruquito: ¿impunidad al volante?

No es un caso aislado, pero esta vez, tras el delito, hay un nombre famoso: Farruquito, bailaor flamenco. Atropelló y mató a un hombre, se dio a la fuga sin asistir a la víctima y llegó a culpar a su hermano. No tenía carné de conducir y el coche no estaba ni asegurado. ¿Increíble? Cuando el culpable no es conocido, el suceso puede no llegar ni a los tribunales.
Autopista -
Caso Farruquito: ¿impunidad al volante?
Caso Farruquito: ¿impunidad al volante?

Farruquito, el bailaor que dio a conocer el flamenco en Broadway, uno de los cincuenta rostros más bellos del mundo (según la revista People), acaba de vivir un argumento digno de película de Hollywood. ¿O no? Si hacemos caso a los datos de la DGT, en realidad no se trata de una historia tan rara.

En 2002 (el último año analizado por Tráfico), 170.275 conductores estuvieron implicados en accidentes mortales. De ellos, 3.585 no tenían ni siquiera permiso de conducir y 1.096 se dieron a la fuga.

Según estimaciones de AEA, hasta el año pasado cada día circulaban por las carreteras españolas cerca de 100.000 personas sin autorización. La mayoría de ellos (un 35 por ciento) nunca habían conseguido el carné, otros (un 25 por ciento) lo habían perdido tras cometer alguna infracción y el resto eran inmigrantes con un carné no homologado para circular en nuestro país.

Hasta principios de año, sólo tenían que pagar una multa de 300 euros, una medida que no parecía disuadirlos. Muchos la consideraban incluso “barata”, si tenemos en cuenta lo que cuesta sacarse el carné. Por eso, se introdujeron algunos cambios en la nueva Ley de Seguridad Vial, vigente desde el pasado 1 de enero: la autoridad también puede retener el vehículo durante un mes cuando éste sea conducido por personas que no dispongan del correspondiente permiso de conducir.

Desde hace varios años, las autoescuelas piden que se considere un delito la circulación sin carné. En realidad, conducir sin permiso o licencia era considerado delito hasta 1983, cuando se despenalizó. Según datos de la Confederación Nacional de Autoescuelas, en los cinco años que siguieron a esta polémica medida, los accidentes provocados por conductores sin carné se multiplicaron por 11.

José Miguel Báez, presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas, nos aporta varios datos que llevan a la reflexión. Según nos explica, “la despenalización de la conducción sin carné ha sido un error histórico. En la actualidad, un 20 por ciento de los conductores circulan sin carné y sin seguro, porque –además- ambos casos suelen coincidir”.

“Habría que comprobar qué hacen los países de nuestro entorno y descubrir por qué ellos han logrado descensos tan significativos de la siniestralidad”, nos precisa. Y tiene razón: en Francia –el país tan citado por su reducción milagrosa del número de accidentes-, conducir sin permiso puede acarrear un año de cárcel y 15.000 euros de multa (50 veces más de lo que pagamos en España, apenas 300 euros).

La omisión de socorro es un delito tipificado por el Código Penal en su artículo 195 (puede castigarse incluso con dos años de cárcel). Como hemos comprobado en las estadísticas de la DGT, además se produce con bastante frecuencia. Sin embargo, muy pocas personas son condenadas por ello.

Según nos apunta Aitor Canales, abogado de Stop Accidentes (una asociación formada por familiares de víctimas de accidentes de tráfico), si el abogado es un poco mañoso, ni siquiera se castiga.

“Hay una impunidad absoluta en este tema. Muy pocos jueces castigan la omisión de socorro. Tendría que haberse cometido el accidente casi en el desierto de Alabama con sólo alacranes alrededor. Si hay una casa al lado, si una ancianita se acercó al lugar..., con eso basta. Pero no se preguntan si se podía haber salvado la vida del atropellado”, asegura. En el caso de Farruquito, la víctima murió horas más tarde en el hospital, pero su abogado defensor afirma que el bailaor “se asustó y, tras ver por el retrovisor que el peatón estaba siendo atendido, siguió su camino debido al miedo”.

“Es una ley muy favorecedora para el infractor”, asegura Aitor Canales.

¿Por qué quería imputar el delito Farruquito a su hermano? Según Aitor Canales, es muy raro que un menor responda ante la Justicia por un delito de tráfico. Hay que acudir a la Ley Orgánica de Responsabilidad Penal del Menor, cuya redacción tiene multitud de “deficiencias”. “Los abogados de la familia de la víctima ni siquiera se pueden presentar como acusación, ni siquiera se puede desarrollar una investigación. Está en manos del fiscal, que debe decidir cómo se procede”, nos explica.


¿Hay manga ancha con los famosos o son los chivos expiatorios? ¿Existen muchos vacíos legales en estos temas? ¿Las víctimas de accidentes de tráfico están indefensas? ¿Has sentido alguna vez que algunos tienen auténtica impunidad al volante?

Participa en nuestros foros.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...