Carnet por puntos, ¿cortina de humo para más impuestos?

Con el carnet por puntos se ha reducido la velocidad media de las carreteras y, con ello, el consumo de combustible. El Gobierno ya ha anunciado que podría subir los impuestos de los carburantes. No es la única recarga que tendrá que afrontar el conductor.
Autopista -
Carnet por puntos, ¿cortina de humo para más impuestos?
Carnet por puntos, ¿cortina de humo para más impuestos?

La mitad de lo que pagamos por un litro de gasolina va para impuestos. Es una importante válvula de escape para el Gobierno: por ejemplo, hace un año empezó a financiar con un gravamen sobre los combustibles el agujero negro de la Seguridad Social (el llamado céntimo sanitario).

Sin embargo, el conductor ya no va tanto a las gasolineras. El petróleo se ha disparado en todo el mundo, pero nuestro país es uno de los más afectados: España paga más por el crudo que el resto de estados comunitarios. Por si fuera poco, con la entrada en vigor del nuevo carnet, se calcula que la velocidad media ha bajado de los 150 km/h a 120 km/h. Según el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), al levantar el pie del acelerador se ha producido una reducción del 40 por ciento en el consumo de combustible.

Las arcas del Estado lo comenzarán a notar. Por eso, han recobrado una vieja idea: subir los Impuestos Especiales que gravan los carburantes. Desde la Administración se asegura que es una orden que viene “desde arriba”, desde Bruselas. Pero podrían ir más lejos.

Según el CEA, “el Gobierno también está estudiando, y así lo anunció a modo de globo sonda, la creación de un nuevo impuesto de carácter ambiental”. Para este importante club automovilista, esta medida “no tiene justificación alguna, puesto que los vehículos nuevos son, precisamente, más eficientes en emisiones y consumos que los usados”.

  • La presión fiscal derivada de la adquisición:
    _ Vehículos nuevos: el impuesto de matriculación, la recaudación por IVA y otras tasas y costes indirectos (como sucede en las principales capitales de España con las zonas azules y verdes de aparcamiento).
    _ Vehículos usados: el impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el IVA y otras tasas y costes indirectos.

<

p>* La presión fiscal derivada de la posesión: Impuesto de Circulación e Impuesto sobre la Prima de Seguros.

<

p>* La presión fiscal derivada de la utilización de:
- Combustibles
- La fiscalidad sobre los pejaes
- La fiscalidad de las reparaciones y el mantenimiento del automóvil.
- Recaudación total por impuestos que gravan la utilización de vehículos.
- El llamado “céntimo sanitario” en determinadas comunidades.

Desde el CEA, se preguntan “hasta dónde vamos a poder aguantar los conductores y cuándo nos van a dejar tranquilos y se van a olvidar definitivamente de nosotros a efectos impositivos (...). Los automovilistas no somos ‘la urbe’ a la que siempre resulta fácil acudir para solucionar sus problemas de déficit”.

Estas declaraciones se suman a las realizadas hace unos días por otra de los grandes asociaciones de automovilistas de nuestro país, el RACE: “Estamos convencidos de que, con este tipo de gravámenes, el carnet por puntos va a tener su efecto pretendido de reducción de víctimas en carretera, no porque se haya concienciado al conductor, sino porque éste no va a poder sacar su vehículo al no ser capaz de hacer frente económicamente a los gastos que de la utilización del coche se generan”, han destacado.

Hace un año, dieron la luz verde al “céntimo sanitario” (el impuesto que se aplica a los combustibles para financiar la sanidad pública). En realidad, el Gobierno central permitía a las comunidades utilizar este recurso. Sin embargo, pocas se animaron a ello: tan sólo se aplica en Madrid, Cataluña, Galicia y Asturias. En 2007, se sumarán Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana.

El resto de regiones lo han rechazado por la mala “imagen” que tiene ante sus conciudadanos. Así ocurrió en Aragón y Andalucía, que, tras anunciarlo, tuvieron que dar “marcha atrás”.

Para animar a las distintas Administraciones, el Gobierno permitió que ese céntimo llegara incluso hasta los 4,8 céntimos. Sin embargo, poco se recauda con él: al año, se logran 850 millones de euros, pero el agujero de la Seguridad Social es de 6.000 millones de euros.

¿Acosados por los impuestos? ¿No te resulta sospechoso que la gasolina siempre suba en vacaciones? ¿El automovilista es el que paga la mala previsión económica del Gobierno?
Queremos saber tu opinión: Participa en nuestros foros.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...