10 años del carné por puntos: bajada del 62 por ciento en accidentes, según la DGT

Una década después de su entrada en vigor, el carnet por puntos no sólo ha creado conciencia. También ha ayudado a crear conductores mejores y más seguros
Elena Sanz.

Twitter: @ElenaSB -

10 años del carné por puntos: bajada del 62 por ciento en accidentes, según la DGT
10 años del carné por puntos: bajada del 62 por ciento en accidentes, según la DGT

"El carnet por puntos no es necesario ni suficiente para la seguridad vial, pero crea conciencia y reduce la siniestralidad". María Seguí Gómez, directora de la Dirección General de Tráfico, fue clara y rotunda en el X Aniversario. Incidió en varias ocasiones en esta declaración en un día de celebración. Y es que hoy se bromea con este sistema, pero una década atrás no hizo tanta gracia. A pesar del enfado inicial, el carnet por puntos no ha ido mal porque todos han colaborado en ello incrementando su utilidad: la siniestralidad, por ejemplo, se ha reducido en un 62%.

Todo empezó en 2002. Fue en aquel año cuando se hizo un primer esbozo de la norma que entraría en vigor cuatro años después. Con Francia, Reino Unido y Alemania como fuentes de inspiración y la recomendación de la UE de instaurar el carnet por puntos en aquellos países que formaban parte de ella, nació un anteproyecto que se transformaría en la Ley 17/2005 y entraría en vigor el 1 de julio de 2006. Una fecha que cambió la historia y que ha dejado algunos datos curiosos como estos: el primer conductor que se quedó sin puntos fue un hombre de Las Palmas en noviembre de 2006 y de cada diez pérdidas de carnet, nueve son de hombres y una es de mujeres.

Diez años después la utilidad del carnet por puntos está a la vista. Una encuesta realizada por el CIS el pasado mes de mayo arroja unos porcentajes que refuerzan la idea: el 69% de los encuestados afirman que es una medida buena o muy buena mientras que sólo el 8% cree que es mala. Y es que los números son tan fríos como tajantes: en 2005 el número de fallecidos en la carretera ascendía a 4.442 mientras que en 2015 la cifra era algo más de 1.600; una reducción del 62%. Se nota, por tanto, el efecto positivo de una medida que “no es un fin, es una herramienta y por ello insistimos en que no es necesaria ni suficiente para lograr una buena seguridad vial”, insistía la directora de la DGT.

Una medida que afecta a todos

Sin dejar los números de lado, desde la Dirección General de Tráfico han querido poner sobre la mesa algunos de ellos para observar la evolución y los efectos de la medida que está a punto de cumplir diez años de vigencia. En este período 7,5 millones de conductores han perdido, al menos, un punto mientras que 214.150 se han quedado sin carnet (de estos, a 8.759 se le ha retirado dos veces y a 219 tres veces o más). En cuanto a las infracciones que restan puntos, las de velocidad encabezan el ranking con un 46% seguidas por las de no uso del cinturón de seguridad y sistema de retención infantil (11%), el uso del teléfono o dispositivos de sonido (10%) y la conducción habiendo consumido alcohol o drogas (9%).

Lo cierto es que el carnet por puntos es algo que afecta a todos; no en vano fue el comienzo de una colaboración en materia de movilidad segura y sostenible entre distintas administraciones. Es una de las pocas medidas cuya onda expansiva llega a tanta población durante tanto tiempo: desde los 25 millones de conductores que tiene España hoy en día a los miles de agentes de tráfico, los 2.300 integrantes de la Policía Municipal, las autoridades administrativas encargadas de los procesos sancionadores o los profesionales que trabajan para ayudar en la recuperación de esos puntos.

Los cursos de recuperación y rehabilitación

Al hilo de esto, han sido 503.291 los conductores que han asistido a los cursos de recuperación parcial (44%) o total de puntos (56%). Esta fue una de las cuestiones que más preguntas generó de cara al futuro. Mientras la directora de la DGT abría el debate poniendo el acento sobre cuántas veces se va a permitir realizar estos cursos, Garbiñe Sáez Molinuevo -directora de tráfico del Gobierno Vasco- apostaba por la promoción de conductas que eviten situaciones de riesgo y María Eugénia Doménech Moral -Directora del Servei Català de Transit- se centraba en el carácter disuasorio y rehabilitador de los cursos.

En este sentido aseguró que la eficacia está probada: el 51% de los conductores no volvió a cometer una infracción que restase puntos en los dos años siguientes a su recuperación. Este cambio de actitud para lograr más seguridad al volante se base en tres pilares: cognitivo (informa al conductor), conductual (hábitos y costumbres) y emocional (reflexión y consecuencias de la forma de conducción). Como en todo, el pero se encuentra en el 49% restante: la mitad de ellos cometieron infracción con pérdida y la otra mitad sin ella. Por ello, son conscientes de que deben replantearse las medidas vigentes: ¿por qué el curso no se da cuando se aprende a conducir? Son los retos de futuro para un carnet por puntos que, en este 2016, está de celebración.

También te puede interesar

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Así puedes recuperar los puntos y el carné de conducir

¿Cuántos puntos del carné perdemos por usar el móvil?

¿Cuántos puntos perdemos al año los conductores por multas de velocidad?

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...