El carné por puntos provocará 6.000 retiradas al año

Pere Navarro, director general de Tráfico, está persuadido de la eficacia del carné por puntos, que se pone en vigor en apenas tres meses. Cree que, a corto plazo, el número de muertes registradas en nuestra carretera caerá muy por debajo del nivel de 2003. Además, calcula en 6.000 el número de permisos de circulación retirados cada año por el nuevo sistema.
-
El carné por puntos provocará 6.000 retiradas al año

En una entrevista concedida al diario ABC, Pere Navarro, director de la DGT, ha explicado cómo evoluciona la tarea de su departamento actualmente. Navarro ha señalado que confía plenamente en el efecto que el carné por puntos ejerza sobre los conductores. Cree que se producirá un cambio positivo en su actitud y que, a corto plazo, se podrá bajar el número de muertes a un nivel de 1.000 fallecimientos menos de los registrados en 2003.

<

p> Pero esa mejora no vendrá si no después de una fase muy dura en la que mucha gente perderá su carné de conducir. Navarro no duda en apuntar que unos 6.000 conductores lo perderán cada año y cree que tendrá especial efecto sobre los reincidentes, “los que desprecian las normas”.
Superada esta primera etapa traumática, Navarro confía en que empiecen a mejorar los índices de siniestralidad y el nivel de infracciones. De hecho, tiene la esperanza de que se produzca un fenómeno similar al registrado en Francia, donde el 75 por ciento de las personas a las que se retiran puntos los recuperan en los tres años siguientes por buena conducta. Es decir, dejan de cometer infracciones.

Como se sabe, el carné por puntos entrará en vigor en España el próximo 1 de julio y prevé un crédito de 12 puntos que se irá perdiendo a medida que se cometan infracciones. Está previsto que se pueda retirar el carné a quien pierda totalmente sus puntos. Para recuperarlo, además de pagar las correspondientes sanciones, será obligatorio superar un cursillo en una autoescuela. La DGT ha puesto en marcha una página web con todos los detalles: www.permisoporpuntos.es

En la entrevista publicada por el ABC, Navarro explicó las razones que han llevado a la DGT a pedir a los legisladores que endurezcan las penas para los delitos contra la seguridad en el tráfico. Navarro asegura que han pedido que el Código Penal sea más explícito a la hora de definir qué comportamientos deben ser tratados como delitos y, en ese sentido, cree que ha de enjuiciarse por lo penal, y por tanto castigar con penas de prisión, a todo conductor que rebase en más de 60 km/h el límite máximo de velocidad o que circule con más del doble de alcohol permitido.

“La DGT ha trasladado a Justicia la sensación existente de que el Código tiene una redacción muy abstracta que dificulta la seguridad jurídica y una política preventiva”, explica el máximo responsable del tráfico en España.

<

p> Añade, además, Navarro que en el ámbito judicial no se está siguiendo el mismo esfuerzo que se hace desde los poderes político y administrativo en la lucha contra los accidentes de tráfico. “Nos llega la impresión ciudadana de que hay mucho daño y poca pena y algún caso de cierta impunidad”, subraya Navarro, “se trata de da la violencia vial la importancia que tiene porque causa muertes injustificables.”

<

p> Es decir, Pere Navarro quiere que los conductores sepan bien a qué atenerse, porque “ahora no lo saben”. Denuncia del director general que hay diferentes raseros a la hora de aplicar las leyes, debido, sobre todo, a la ambigüedad del Código Penal a la hora de definir conceptos como “conducción temeraria” o “altas tasas de alcoholemia”.
Pero quiere también lanzar un mensaje tranquilizador: a pesar del endurecimiento de la legislación, cree que hay suficiente tiempo para explicarle a la gente lo que va a cambiar y, por tanto, no espera “que se llenen las prisiones” por delitos de tráfico.

<

p>

En respuesta a las declaraciones de Pere Navarro, los jueces, a través de sus principales asociaciones, han defendido su actuación. Aseguran que su tarea se encuentra limitada por la propia letra de la ley, que no les permite ser más duros, y también por el principio acusatorio, que impide que un juez imponga penas más altas que las solicitadas por el fiscal y las acusaciones.

<

p> Desde la Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García conmina al Gobierno a modificar las leyes si quiere castigos más duros. Asegura este portavoz que los jueces son quienes más sensibles han sido tanto a la hora de resarcir a las víctimas como a la de sancionar al acusado. Con estas declaraciones, los jueces se defienden de la acusación de Pere Navarro de falta de esfuerzo.

En la misma entrevista, Navarro defendió dos asuntos que han levantado polémica recientemente. Por un lado, apoyó la petición del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, de instalar limitadores de velocidad en los coches. Navarro recordó que esta idea ya fue trasladada por la DGT a las instituciones europeas, donde se ha encontrado con la oposición de Alemania. Sin embargo, considera que la medida resultará útil y confía en que pronto se incluyan estos equipos entre las dotaciones de serie de todos los coches nuevos.

<

p> Sobre los radares, Navarro volvió a defender su eficacia y recordó que es un plan a medio plazo, con tres años de implantación de cinemómetros. Cree que ya están dando resultados, puesto que en 2005 se denunció a 685.000 vehículos por exceso de velocidad y 100.000 de esas multas ya fueron puestas por los nuevos radares fijos. Y eso, que, como recuerda Navarro, los radares fijos se instalaron en la segunda mitad del año.

Por su parte, Automovilistas Europeos Asociados (AEA) sostiene que cerca de 60.000 personas tendrán que entrar cada año en las cárceles españolas de prosperar la reforma del Código Penal propuesta recientemente por la Dirección General de Tráfico.

<

p> Mediante dicha reforma se pretende castigar con pena de cárcel a aquellos conductores que superen la tasa de un gramo de alcohol por litro de sangre (actualmente el límite está en 0,5 gr/lt); así como a aquellos que superen en 60 km/h los límites de velocidad, o circulen con el carnet suspendido o retirado.

<

p> Según los cálculos AEA, por excesos graves de velocidad deberían ser encarceladas 12.840 personas; por alcoholemias, 23.121; y por carné retirado o suspendido, 23.021 personas más, lo que totaliza casi 60.000 nuevos reclusos.

En el Caixafòrum de Barcelona se ha celebrado una jornada sobre conducción responsable. En ella tomaron parte destacados expertos en prevención de accidentes, como Alfons Perona, secretario ejecutivo de la Fundació Racc, quien aportó un dato estremecedor: sólo un 23 por ciento de los españoles está preocupado por la seguridad vial.
Según Perona, la conducción entraña unos riesgos de los que no siempre somos conscientes y que se tienen que prevenir con más educación.
Por su parte, Gustavo Levit, coordinador de la Unidad de Adolescencia del Centre Mèdic Teknon, habló sobre la necesidad de trabajar con los jóvenes para prepararlo como futuro conductor.
Por cierto: según datos del Servéi de Transit de Cataluña, las muertes en accidente registradas en aquella comunidad se han disparado durante este mes de marzo. A día de hoy, van 23 fallecidos, un 43 por ciento más que en marzo de 2005.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...