El más rápido, a la cárcel

El pasado 9 de febrero, la Guardia Civil sorprendió a un conductor circulando a 260 km/h por la autovía que une León y Burgos. Ahora, el fiscal pide dos años de cárcel para él y otros tantos de retirada de permiso de conducir.
-
El más rápido, a la cárcel
El más rápido, a la cárcel

El conductor sorprendido el pasado febrero circulando a 260 km/h es responsable de un delito de conducción temeraria, según la Fiscalía, que pide para él dos años de cárcel y retirada del permiso de conducir.
La fiscal del caso ha calificado de “bomba andante” al usuario, que circulaba a 260 km/h en una zona limitada a 120 km/h. De esta forma, ha acusado a esta persona de actuar con “desprecio” hacia la vida de los demás. La defensa, por su parte, alega que, aunque haya superado la velocidad máxima permitida, en ningún momento puso en peligro la vida de terceros. Así, asegura que la conducta de su defendido es “atípica a efectos punitivos penales” y afirma que sólo debería ser sancionado por la vía administrativa, con lo que evitaría la pena de cárcel.

Sin embargo, en la denuncia hay una laguna, según indica el abogado defensor. Al parecer, el radar estaba situado en el kilómetro 128,8 y en la denuncia aparece el 129,2 como el punto en el que fue detenido para la denuncia. De ser así, habría recorrido 400 metros antes de parar, algo que se contradice con la versión del Instituto Armado, que asegura que el Audi A8 necesitó 700 metros para detenerse.

<

p> Tanto los agentes de la Guardia Civil, como los testigos y los peritos, coinciden en la velocidad excesiva que llevaba el coche. Es la primera vez que se ha “capturado” con el radar a un vehículo circulando a semejante velocidad en España, ha confirmado la Guardia Civil.

<

p> Durante la vista oral, el acusado ha declarado que “iba más pendiente de la carretera que de los indicadores. Apenas había tráfico. En todo el camino, sólo adelanté a un par de camiones”. Para este conductor, “el radar estaba mal”.

<

p>

Detenido un conductor a 260 km/h
Ni los radares, ni las multas, ni las campañas de tráfico han podido acabar con una tendencia que parece muy arraigada entre los conductores españoles: los límites de velocidad no se respetan. Más de un tercio de los automovilistas se lo reconoce abiertamente a la mismísima DGT.

¿Es la velocidad un delito tan grave como para llevar a alguien a la cárcel? Dános tu opinión en nuestros foros.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...