BMW X3: Salto adelante

La marca alemana ha apostado por la primera remodelación de su SAV (Sport Activity Vehicle) que, aparte de las pertinentes renovaciones estéticas, destaca por la mejora de sus capacidades de conducción en casi todos los terrenos. Motores más potentes y una ampliación de su dotación de serie completan la renovación del X3.
-
BMW X3: Salto adelante
BMW X3: Salto adelante

Dos años y medio después de su presentación mundial en el Salón de Frankfurt 2003, BMW ha decidido renovar su X3. Junto a una serie de retoques estéticos internos y externos, una reorganización de la consola central, y el añadido de varios de los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción patentados por BMW, la nueva generación del SAV de la marca alemana recibe un conjunto de novedosas mecánicas en el que destacan los motores hexacilíndricos tanto Diesel como gasolina.

No cambia de tamaño y mantiene sus cotas de longitud, anchura, altura, batalla, anchura de vías, etc. En esencia, es el mismo, pero sus capacidades han sido optimizadas.

La deportividad y el dinamismo del modelo han estado en mente de los diseñadores de BMW a la hora de renovar el X3. La principal modificación estética se ha operado sobre los parachoques delantero y trasero, con mayor presencia que en el modelo anterior gracias a su división en dos niveles y la acentuación de sus líneas. Aun así, a pesar de la entidad propia, estos elementos protectores mantienen la armonía del conjunto ya que, en su nivel superior, están lacados en el mismo color que el vehículo. Tan solo la parte inferior, más expuesta a los golpes, mantiene el característico tono negro del elemento plástico del que está fabricado, color que se conserva también en los faldones laterales.

En la zona frontal, bajo el paragolpes, se ubica un faldón lacado en el mismo color que la carrocería.

Al igual que en el X5, la parte delantera está caracterizada por la parrilla dividida a la mitad, flanqueada por faros dobles, con fuentes de luz y reflectores tras el vidrio transparente, y por los antiniebla que, en un plano exterior, se prolongan en diagonal desde el frontal hacia los pasos de rueda.

El perfil mantiene la característica línea del hombro muy marcada, justo por encima de los tiradores de la puerta, que une los pasos de rueda delanteros y traseros.

En la zaga destacan los nuevos pilotos con cristales protectores transparentes, el predominio de líneas horizontales -desde la luneta trasera hasta el paragolpes se contabilizan seis- y el tubo de escape de grandes dimensiones.

El conjunto es un modelo estilizado lateralmente y, a la vez, robusto observado desde una perspectiva delantera o trasera.

En el interior, BMW ha prestado una cuidadosa atención al detalle sin desdeñar la funcionalidad que se le exige a un modelo de estas características. La nueva organización de los mandos en la consola central, el volante de tres radios, los pedales y la existencia de numerosos huecos para colocar objetos recalcan esa idea.

Destila un aire de lujo y calidad gracias a detalles exclusivos, como la utilización de metales galvanizados en las manillas de las puertas y en el regulador del climatizador, la existencia, en opción, de tapicerías de piel y tela o el nuevo revestimiento interior del techo.

La gama queda conformada ahora por tres motores Diesel y tres gasolina. En las variantes impulsadas por gasóleo destaca el nuevo propulsor de 3 litros con seis cilindros en línea y tecnología Variable Twin Turbo (VTT). Es decir, utiliza un pequeño turbocompresor para proporcionar empuje a bajos regímenes, el cual es sustituido por uno mayor cuando el motor gira a revoluciones más altas. El 3.0 sd, utilizado ya en el BMW 535d, proporciona un par máximo de 58 mkg y rinde 286 CV de potencia, cifra que le sitúa como tope de la gama, por encima de las mecánicas de gasolina. Según la compañía, proporciona grandes prestaciones sin incidir en elevados consumos, ya que consume 8,7 litros a los 100 km. Además, es respetuoso con el medioambiente, dado que lleva asociado un novedoso filtro de partículas. El bloque de cilindros está fabricado en magnesio y aluminio y utiliza distribución Valvetronic.

Los otros dos motores Diesel son los mismos que equipaban a la generación anterior: un hexacilíndrico, de tres litros y 218 CV, y el 2 litros, de cuatro cilindros y 150 CV.

En las mecánicas de gasolina, se mantienen los motores de la generación anterior, salvo en la versión intermedia en la que el motor de dos litros y medio es sustituido por un hexacilíndrico de la misma capacidad, muy ligero –pesa 165 kg- y eficiente. Dispone de un bloque de cilindros de magnesio y aluminio, distribución variable Valvetronic y una bomba de refrigeración ajustada dependiendo de las necesidades. Rinde 218 CV y proporciona una cifra de par máximo de 25 mkg. En otros mercados, el X3 incorporará este mismo motor en variante de tres litros; de momento, se desconoce cuando hará acto de presencia en España. Ambas mecánicas ya han demostrado su valía en la serie 5.

  • X3 2.0i = 34.800 euros
  • X3 2.5si = 45.900 euros
  • X3 3.0i = 48.200 euros
  • X3 2.0d = 38.800 euros
  • X3 3.0d = 48.400 euros
  • X3 3.0sd = 55.200 euros

    Exceptuando el X3 3.0sd, todas las versiones estarán equipadas de serie con cambio manual de seis velocidades. Para el tope de la gama BMW ha reservado el cambio automático con función Steptronic de seis velocidades –opcional en las otras mecánicas-, que incorpora una nueva técnica de convertidor y un software especial de alto rendimiento que, según datos de la marca, reduce hasta el 50 por ciento el tiempo de reacción y el cambio de relación.

    BMW ha mejorado las capacidades off road y aumentado la seguridad en marcha de este modelo gracias a la tracción total permanente BMW xDrive, que permite variar electrónicamente el reparto de la transmisión de la fuerza del motor a los ejes delantero y trasero. De este modo, no sólo mejora la respuesta del vehículo en suelos resbaladizos, sino que también potencia la conducción dinámica al corregir cualquier tendencia al subviraje o al sobreviraje.

    En condiciones normales, el XDrive distribuye el par en una proporción de 40:60 entre las ruedas delanteras y traseras. Cuando detecta una circunstancia anómala en la conducción, por ejemplo, sobreviraje, la transmisión del par puede variar hasta proporciones aproximadas al 75:25.

    Cuando el cambio de distribución del par no es suficiente para garantizar la estabilidad, entra en funcionamiento el control de estabilidad (DSC), frenando cada rueda independientemente a las demás e interviniendo en el sistema de control del motor. Esta actuación conjunta es posible gracias a un nuevo sistema de gestión integrada del chasis, cuyos sensores son los que detectan el estado de la conducción a cada instante. La gestión integrada del chasis controla también la entrega de par del motor, de tal modo, que fuerza, distribución y freno trabajan en el X3 de manera conjunta mejorando la dinámica de conducción e incidiendo sobre la seguridad en carretera. En la generación anterior, estos tres valores actuaban independientemente.

    El DSC incorpora ahora nuevas funciones que tienen una incidencia directa sobre la eficacia del equipo de frenos. Así, cuando detecta un calentamiento excesivo los discos de freno que podrían conducir a una deceleración menor a la esperada, el DSC aproxima las pastillas al disco para garantizar un frenado eficaz cuando se necesite realmente.

    El control dinámico de la estabilidad incluye también función de control dinámico de la frenada (DBC), control de tracción ASC, ABS, estabilizador del remolque, control de descenso de pendientes (HDC) y control de frenado en curva (CBC) y de control dinámico de la tracción (DTC).

  • Rueda de repuesto
  • Pomo de la palanca de cambios en cuero
  • Asientos delanteros con regulación en altura
  • Climatizador
  • Volante multifunción (excepto 2.0d y 2.0i)
  • Volante deportivo de cuero
  • Elevalunas eléctricos delanteros/traseros
  • Apertura con mando de la tapa del portón trasero
  • Ajuste del volante, regulable en profundidad y altura
  • Faros antiniebla
  • Control Dinámico de tracción (DTC)
  • Control Dinámico de la frenada (DBC)
  • Control Dinámico de estabilidad (DSC)
  • Intermitentes en blanco
  • Indicador de presión de neumáticos
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Ordenador de a bordo
  • Check Control
  • Luces de indicadores-control en LED
  • Radio BMW Business CD (sólo 3.0sd)
  • Dispositivo de alarma (sólo 3.0sd)

    Galería relacionada

    BMW_X3

  • Te recomendamos

    Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

    Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

    Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

    Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

    Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

    El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...