El BMW Hydrogen 7, a punto

Algunos creían que este momento tardaría décadas en llegar, incluso el lobby petrolero ha intentado ponerle la zancadilla, pero BMW desafía a todos: el Hydrogen 7 llega a las cadenas de montaje. Por fin un comprador normal podrá hacerse con un coche de hidrógeno. No se trata de un prototipo: esto es, “simplemente”, hacer historia.
-
El BMW Hydrogen 7, a punto
El BMW Hydrogen 7, a punto

Es imparable: el petróleo tiene los días contados. BMW acaba de firmar su sentencia de muerte: el Hydrogen 7 está listo para pasar a las cadenas de montaje. No se trata de un concept de desarrollo multimillonario; su fabricación es factible tecnológica y económicamente. El cliente final podrá comprarlo.

De hecho, BMW hace un llamamiento a una automoción responsable: advierte de que necesita la colaboración de los usuarios para que le digan cómo se adapta el coche al uso cotidiano. Todos juntos podremos decir adiós a los combustibles fósiles.

El Hydrogen 7 no es un Serie 7 convencional. Para empezar, se distingue estéticamente. El motor pesa y abulta más, por lo que el capó es distinto y posee más refuerzos de fibra de carbono. Además, los depósitos de hidrógeno van bajo el suelo, en la parte posterior: el maletero es algo más pequeño (225 litros) y sólo pueden viajar cuatro pasajeros. También han modificado la amortiguación y las suspensiones.

El Hydrogen 7 monta un propulsor polivalente. Esto significa que puede funcionar con hidrógeno o con la gasolina súper de toda la vida. El conductor puede elegir la fuente de energía con tan sólo apretar un botón.

Ya sea movido por hidrógeno o por gasolina, el funcionamiento del propulsor no varía: es un doce cilindros de 260 CV, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y alcanzar una velocidad punta de 230 km/h con corte electrónico.

Para permitir este funcionamiento dual, han desarrollado unas válvulas de inyección especiales. El hidrógeno llega al motor por un conducto especial y posee una velocidad de combustión hasta diez veces superior: el aire tiene que pasar más rápido.

Sin embargo, las prestaciones serán de primer orden. No te olvides que el Hydrogen 7 es un coche cazarrécords. En 2004, lo probaron en circuito y sobrepasó los 300 km/h, pasando de 0 a 100 km/h en apenas 6 segundos.

“La conducción no perderá nada de su emotividad, pero será más limpia que nunca”, asegura BMW.

El hidrógeno es un gas inflamable y muy explosivo, pero, tratado adecuadamente, no resulta más peligroso que la gasolina almacenada en el depósito de los coches. El Hydrogeen posee un depósito específico que puede conservar hasta ocho kilogramos de hidrógeno líquido a menos 250 º. Conserva tan bien la temperatura, que los ingenieros de BMW ponen un ejemplo muy gráfico: si echáramos en el depósito café hirviendo, lo mantendría caliente durante 80 días.

Repostar también es muy sencillo: como si echáramos gasolina. Todo es automático. El problema es que, actualmente, no existen muchas hidrogeneras en el mundo. De todas maneras, BMW está decidido a comercializar el modelo y forzar así a las diversas administraciones.

Con hidrógeno, la autonomía del vehículo es superior a los 200 kilómetros y, funcionando con gasolina, puede recorrer otros 500 kilómetros más. En tota, 700 kilómetros: no te dejará tirado.

Cuando se abastezca de hidrógeno, sólo dejará a su paso un rastro de vapor de agua. Hasta entonces, el comprador podrá llenar el depósito de súper.

Igual que hizo Toyota cuando sacó el Prius, su primer coche híbrido, BMW ha optado por equipar hasta arriba el nuevo Hydrogen 7. Según ha adelantado, tendrá un equipamiento especial: contará con calefacción hasta en el volante, toques distintivos con el sello “BMW Hydrogen Power”, cargadores de CD y DVD con función de televisión, teléfono separado para todos los pasajeros, Night Vision y faros que se adaptan a las curvas, navegador con reconocimiento de voz, etc.

Todavía no sabemos cuándo comenzará su producción y cuánto costará, pero BMW ya ha comentado que el Hydrogen 7 será uno más de las cadenas de montaje de Dingolfing, fábrica que monta los modelos Serie 7, 6 y 5. Por su parte, la mecánica se ensamblará en Múnich, como todos los demás motores de doce cilindros del grupo.

El reto está echado. ¿Cogerás tú el guante?

¿Hacemos una apuesta? Antes de 15 años tendrás un coche de hidrógeno en tu garaje. Ni el poderoso lobby petrolero podrá impedirlo. Te contamos cómo funcionan estos vehículos, cuáles son las pruebas a las que se enfrentan, qué escollos deben salvar... Además, te puedes adelantar al futuro y darte con nosotros una vuelta en uno de estos modelos.
Reportaje: Con las pilas de combustible puestas.

Galería relacionada

BMW Hydrogen 7

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...