Bélgica reduce sus límites de velocidad

Las autoridades belgas han optado por reducir a 90 km/h el límite de velocidad en autopistas y autovías. La norma pretende combatir la “mediocre” calidad del aire. Esta medida se planteó en España hace algún tiempo, sin ningún éxito.
Autopista -
Bélgica reduce sus límites de velocidad
Bélgica reduce sus límites de velocidad

Las autoridades de Bélgica han rebajado la velocidad máxima a la que pueden circular los conductores por las principales autopistas y autovías del país a 90 kilómetros por hora.

Los niveles de polución, detectados a través de la presencia en el ambiente de partículas en suspensión y dióxido de nitrógeno, han sido los que han movido al gobierno belga a tomar esta medida, que reduce la velocidad máxima de 120 a 90 kim/h. Numerosas enfermedades respiratorias y alergias tienen su origen en estas sustancias, aseguran.

Sin embargo, y según datos de la Policía federal, a partir de controles efectuados en varias autovías de Flandes y en la carretera de circunvalación de Bruselas, el 20 por ciento de los conductores continuaba sobrepasando los 90 km/h.

Las autoridades de Bruselas culpan de la “mediocre” calidad del aire al volumen de tráfico por carretera y animan a sustituir el vehículo privado por el transporte público o, para los desplazamientos cortos, por la bicicleta o los propios pies.

La Comisión Europea aprobó en 2006 una estrategia para reducir en un 40 por ciento las muertes prematuras derivadas de la mala calidad del aire, que se cifró en ese momento en 370.000 al año en toda Europa.

En España, en 2004, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, planteó la posibilidad de reducir los límites de velocidad para disminuir los niveles de contaminación, pero finalmente no se llevó a cabo. Las reacciones en su momento fueron de rechazo por parte de las asociaciones de automovilistas y favorables por parte de los grupos ecologistas. Cuando se planteó la propuesta elaboramos un reportaje que te aconsejamos que te leas: Los límites de velocidad podrían rebajarse

.

Más recientemente, en Barcelona, el departamento de Medio Ambiente de la ciudad propuso a finales del pasado año reducir el límite a 80 km/h en las vías rápidas del área metropolitana dentro del plan de reducción de la contaminación ambiental. Empresarios y conductores se mostraron en desacuerdo.

Las emisiones contaminantes aumentan con la velocidad y ése es el argumento principal que se esgrime para reducir los límites. Pero las medidas para reducir la contaminación se han orientado en otras muchas direcciones, según el caso. Roma ha llegado a cerrar puntualmente la ciudad al tráfico por los niveles de contaminación; Londres ha optado por cobrar impuestos por circular en el centro de la ciudad; París restringió en su día el tráfico a los vehículos todo-terreno y Madrid, por ejemplo, ha apostado por limitar el tráfico en el considerado “pulmón” de la cuidad, la Casa de Campo.

En Alemania, en este momento en el que las emisiones de CO2, el efecto invernadero y el cambio climático se han colado entre las principales preocupaciones de, al menos oficialmente, la clase política europea, el presidente de BMW, Norbert Reithofer, ha apuntado que los límites de emisiones de CO2, que en Europa serán de 130 g/km en 2012, deberían ser diferentes según el tamaño y el tipo de vehículo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...