Un tercio de los motoristas accidentados tiene sólo el permiso B

Pese a la tendencia a la baja general en la siniestralidad del tráfico, en Barcelona han aumentado un 8,05 por ciento los accidentes de motoristas que conducen con el permiso B de coche. La falta de educación y la inexperiencia de estos motociclistas se presentan como las principales causas.
-
Un tercio de los motoristas accidentados tiene sólo el permiso B
Un tercio de los motoristas accidentados tiene sólo el permiso B

Han pasado cuatro años desde el cambio de la normativa de tráfico que permite a los conductores con permiso B llevar motocicletas de hasta 125 cc de cilindrada. Desde ese momento, la venta de este tipo de motos se ha disparado y, consecuentemente, también los accidentes en los que estos vehículos están implicados: en la Ciudad Condal en el año 2007, uno de cada tres implicados en un accidente conducía una moto con el permiso de turismos.

Según la normativa, a partir de los tres años de carné todas las personas que dispongan del permiso B pueden llevar estas motos sin enseñanza previa. El problema es que se lanzan a la calle careciendo de experiencia para manejar este tipo de vehículos pese a la peligrosidad que entrañan. Esto afecta sobre todo a las grandes urbes, donde la densidad del tráfico y la escasa ‘cultura motera’ se convierten en una trampa mortal para los motoristas inexpertos.

Según el balance anual de la DGT, 1.468 motoristas en Barcelona estuvieron involucrados en siniestros en 2007, esto supone una tendencia a la alza del 8,05 por ciento. Estas cifras contrastan con las bajas cifras registradas en 2007 de siniestralidad de turismos y otro tipo de vehículos, que han sido menores al ejercicio precedente.

Esta creciente siniestralidad en las motos preocupa al concejal de Movilidad de Barcelona, Francesc Narváez, que ya en su momento mostró disconformidad a la nueva normativa que permitía conducir motos sin tener que sacarse un permiso específico para este fin. El Ayuntamiento de Barcelona reclama el cambio de esta homologación y que se impongan sistemas que demuestren la habilidad de los motoristas con formación práctica y teórica evaluada con exámenes.

También el índice de accidentes ha subido en las bicicletas: 2007 se ha cerrado con 442 siniestros en los que estos vehículos estaban implicados, un 13,9 por ciento más en comparación con el año anterior. Esto se debe a las nuevas ‘tendencias verdes’ y ‘antiatasco’, que traen un problema: las ciudades no cuentan con una infraestructura preparada para su circulación. En concreto, en Barcelona el bicing comenzó a consolidarse con el caos de las infraestructuras y la imposibilidad de llegar a los centros de trabajo o estudio en transporte público o en coche; en la actualidad, un 40 por ciento de la población de la Ciudad Condal lo practica.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...