El Ayuntamiento defiende la M-30 a capa y espada

Muchos son los visitantes de Madrid que no entienden las quejas de los conductores madrileños cuando circulan por la M-30. Y es que los turistas argumentan que “cuando esté acabada, veréis qué bien”. Lo cierto es que los usuarios habituales de la vía, los taxistas, por ejemplo, no están de acuerdo con estos planteamientos. No es extraño conversar con alguno de ellos y que nos asegure que los únicos beneficiados, cuando el proyecto esté acabado, serán los vecinos, que verán cómo el precio de sus viviendas se revaloriza.
-
El Ayuntamiento defiende la M-30 a capa y espada
El Ayuntamiento defiende la M-30 a capa y espada

Es innegable que las obras de la M-30 suponen una capacidad de operativa impresionante y que el Ayuntamiento de Madrid las está llevando lo mejor que puede. Para promocionar estas obras y para explicarlas a los especialistas en movilidad, que se congregan el I Congreso Internacional “Los Ciudadanos y la Gestión de la Movilidad”, Alberto Ruiz Gallardón ha enviado a Carlos Rubio, jefe del departamento de Tecnologías de Tráfico del consistorio madrileño.

Rubio ha desgranado en el congreso las actuaciones que se están llevando a cabo en esta tremenda infraestructura y ha analizado “tendencias” que ha encontrado tras sus análisis en el comportamiento de los conductores madrileños. Una de ellas es que se registran mayores embotellamientos a primera hora de la mañana, a la hora de la comida y a última hora de la tarde, coincidiendo con el horario comercial.

La M-30, en algunos de sus tramos, ya soporta un tráfico de 20.000 vehículos a la hora.

Una de las zonas más despejadas de la nueva M-30 es el enlace con O’Donnel. Allí hay nada más y nada menos que 15 carriles habilitados para el tráfico (entre los que los técnicos denominan troncales y las vías de servicio). Y, precisamente, de esta zona, el Ayuntamiento ha exhibido una imagen con una muy baja densidad de tráfico; después, Rubio ha admitido que la instantánea estaba sacada un domingo a las 9:30 de la mañana.

Uno de los principales objetivos del Ayuntamiento de Madrid es que los conductores comiencen “a disfrutar de la M-30”. Este concepto se contrapone al uso que se hacía de esta vía de circunvalación hace unos años: “para salir al pueblo los fines de semana”, en palabras de Rubio.

<

p> Para poner su granito de arena, el Consistorio asegura que, facilitando que el tronco central se use para los grandes desplazamientos (norte-sur o sur-norte) y las vías de servicio para la distribución del tráfico hacia dentro/fuera de la ciudad, se conseguirá este objetivo. Y es que esa sería la situación ideal: que los conductores que hacen desplazamientos más largos usen los carriles del tronco central y que sólo usen los laterales para salirse de esta circulación. ¿Cuestión de educación vial? ¿Información más precisa desde las autoridades?

Sea como fuere, el caso es que está entre las metas del Ayuntamiento el conseguir mayor fluidez en esta vía. Una de las formas de alcanzar este objetivo es mediante el Centro de Gestión de la Movilidad. Los especialistas municipales están convencidos de que el mejor sistema de movilidad es la información hacia el ciudadano. No se trata de prohibir la entrada en una calle que está colapsada, se trata de informarle de esta situación y que sea el propio conductor el que decida qué hacer en cada momento.

<

p> Para conseguir que todo este sistema “ruede” con la eficacia que se merece una ciudad de las características de Madrid, es necesario, además, que no haya lugar a la improvisación (esto se consigue gracias a prototocolos de actuación que el Ayuntamiento ya tiene previstos), que la cualificación y la formación continúa de los responsables de tráfico municipales sean una constante y que, finalmente, la M-30 sea una vía integrada en el viario urbano de la capital y que las vías cercanas a la circuvalación estén integradas y coordinadas con ésta también.

Te guiamos para que nada te ocurra
M-30: ¿Trampa mortal?

Las obras más impresionantes que jamás se han hecho en Madrid están causando algo más que molestias a los ciudadanos: son un nido de inseguridad y de pequeños -y no tan pequeños- accidentes. En el especial que te ofrecemos, incluimos un vídeo en el que un experto en conducción segura te guía por esta auténtica trampa mortal.

Desde el Ayuntamiento nos aseguran que la movilidad en Madrid está mejorando por momentos. Sin embargo, quien les escribe ha constatado en primera persona, y una vez más, los graves problemas de tráfico que sufrimos los madrileños.

<

p> La distancia que separa la oficina de Autopista.es (en la zona de Atocha) del Museo de la Ciudad (sede del Congreso de Movilidad) es de 5,9 kilómetros y el tiempo previsto para realizar ese recorrido es de 10 minutos. Estos datos los extraemos de la útil página Mappy.com. Como sabemos que el tráfico no está nada bien en la capital, digan lo que digan los responsables de Movilidad, salimos de la oficina a las 8:30 horas, porque la jornada comienza a las 9 h. Conseguimos taxi a la primera y, tras indicarle dónde vamos, intercambiamos pareceres sobre “lo mal que está el tráfico en Madrid” y… a esperar. Hemos llegado a las 9:20 h a la jornada, la carrera nos ha costado 15 euros, hemos estado casi una hora en el taxi. Al regreso, el asunto ha ido mucho mejor: hemos empleados tan sólo 15 minutos en el recorrido y el viaje nos ha costado 6 euros.

<

p> Opina en nuestros foros acerca de la movilidad en las grandes ciudades. ¿Hay alguna solución para acabar con los embotellamientos?

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...