El automóvil dividido entre la caída del empleo y la esperanza de las ayudas

El sector del automóvil analiza 2012 desde la doble sensación del pesimismo por un mercado en registros mínimos que siga poniendo en peligro el empleo, y del optimismo, porque el nuevo Gobierno sea sensible a la coyuntura y arbitre un plan de medidas de estímulo.
-
El automóvil dividido entre la caída del empleo y la esperanza de las ayudas

En líneas generales, los fabricantes (ANFAC), más vinculados a la vertiente industrial, respecto al empleo, temen que la serie de EREs puesta en marcha en la segunda mitad de 2011 siga su curso y se intensifique, ante el riesgo de la caída de mercados a los que se destina el grueso de las exportaciones (9 de cada 10 coches montados en las plantas españolas).

La parte positiva la encuadran en las recientes adjudicaciones de producto que garantizan la actividad de las cadenas de montaje hasta el final de la década, aunque se advierte de que una persistencia de la coyuntura de mercado por debajo del millón de unidades puede inducir a las multinacionales a eludir nuevas adjudicaciones en el medio y largo plazo.

La vertiente comercial y de distribución del automóvil, representada por los importadores (ANIACAM), los concesionarios (FACONAUTO) y los vendedores (GANVAM) avanzan que un 2012, en línea con 2011, será otra vuelta de tuerca en el cierre de concesionarios y, con ello, pérdidas de empleo añadidas a los 40.000 puestos de trabajo dejados atrás desde el comienzo de la crisis.

La llegada de un nuevo Gobierno, cuyo partido en la etapa de oposición abogó por la necesidad de ayudas a la demanda, hace concebir al sector que antes de cerrar la primera mitad se aprueben medidas en esa línea.

También unánime es la opinión de que éstas huyan del formato del Plan 2000E y se circunscriban a la fórmula del anterior Prever, con acciones prolongadas en el tiempo.

Fuentes de ANFAC declararon a EFE que, aunque se espera una producción de 200.000 vehículos menos los registros totales están en cifras importantes de 2,2 ó 2,3 millones de unidades.

El mercado es la otra gran preocupación de los fabricantes, cuyo estado actual impide los necesarios avances en seguridad vial y medio ambiente, ante el progresivo envejecimiento del parque.

El optimismo, los fabricantes lo orientan hacia la mayor competitividad del sector y mejoras en la logística.

El presidente de ANIACAM, Germán López Madrid, antepone que 'la situación de la economía española hace muy difícil recuperar el optimismo después de cuatro años de crisis, con cinco millones de parados y la previsión de que el PIB no crecerá en los dos próximos trimestres'.

Los lastres sectoriales expuestos por López Madrid hacen referencia a la limitación del crédito al consumo y a las empresas, 'con la paradoja de que, cuando se consigue, pese a la bajada del euríbor (actualmente en el 1,9 %), se aplica un tipo de interés del 8 % ó el 9 %'.

En las ayudas, el responsable de ANIACAM apunta a los precedentes en este campo que consiguieron aumentar las ventas en cien mil unidades por ejercicio con beneficios para la recaudación estatal.

El presidente de FACONAUTO, Antonio Romero-Haupold, previene de que 'si se mantiene la tendencia de 2011 en 2012, nuestro sector quedaría seriamente tocado, casi hundido' y recuerda que la pérdida de empleo puede seguir su 'dolorosa tendencia'.

En clave de temor, Romero-Haupold cita la estrategia de las subvenciones al coche eléctrico cuando no termina de despegar en el mercado y no cierra sus interrogantes sobre mantenimiento y recargas, en agravio a un mercado convencional, muy necesitado de la concienciación del poder político.

Romero-Haupold expone su esperanza en una recuperación del mercado en el año en curso por el esperado afloramiento de rentas de los consumidores retenidas en la crisis para proceder a la compra de coche y en la 'gran esperanza' de que se apruebe la Ley de Contratos de Distribución Comercial.

Juan Antonio Sánchez-Torres, presidente de GANVAM, abunda en riesgos para el sector en un contexto de evoluciones macroeconómicas 'sin visos de reactivación' y la persistencia del sellado de las líneas de crédito para los consumidores.

El presidente de esta asociación ve en la anexión de la política comercial al Ministerio de Economía un factor positivo, ya que equilibra los referentes administrativos entre las áreas productiva y comercial del automóvil.

Asimismo, pide que en 2012 se acabe con actitudes que entiende perjudiciales para el sector, dentro del término 'autofobia', y que plasma en la limitación de zonas de circulación, el etiquetado de los vehículos por emisiones, las imitaciones excesivas de velocidad, entre otras.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...