Aumenta el uso de avisadores de radar

Según ha desvelado el distribuidor MCC, más de 1,6 millones de conductores españoles utiliza un sistema de información y navegación tipo GPS, que incluye, entre otros datos, la situación de los radares fijos.
-
Aumenta el uso de avisadores de radar
Aumenta el uso de avisadores de radar

Desde que entró en vigor el nuevo carnet por puntos (el pasado 1 de julio), los hábitos de los conductores han cambiado. Prueba de ello es que el 39 por ciento de los usuarios reconoce haber reducido la velocidad.

La mayoría de las denuncias en estos dos primeros meses de aplicación del nuevo sistema han sido el exceso de velocidad y no llevar puesto el uso del cinturón de seguridad. Además, el consumo de cerveza sin alcohol ha crecido un 16 por ciento. Esto hace pensar que los conductores se están empezando a concienciar sobre los peligros de la carretera y, además, están tomando medidas de precaución.

Fabricantes, distribuidores y asociaciones de conductores coinciden en que el mercado de navegadores y detectores de radares ha crecido en el último año y, más aún, desde la implantación del nuevo permiso. El fabricante de los navegadores Tom-Tom, que posee el 30,5 por ciento de la cuota de mercado, señala que “la totalidad de navegadores que se comercializan en España incluye información sobre la ubicación de los radares fijos”.

Estos sistemas, además de ofrecer los mapas cartográficos e informaciones adicionales sobre hoteles, estaciones de servicio, etc, incluyen la lista oficial de radares fijos, que la DGT tiene publicada en su página web, es decir, son avisadores legales.

Según indica la ley, estos sistemas son legales cuando tienen una base de datos con información pública, y, combinado con los navegadores, te informan de la ubicación y colocación exacta del radar. Además, en el mercado también existen avisadores sonoros sin mapa.

Estos aparatos, cuyo precio oscila entre los 100 y los 600 euros, han crecido de forma espectacular en España y en toda Europa. Muestra de ello son los 9 millones de unidades que se vendieron el año pasado en el mercado europeo, lo que supone duplicar los 4,2 millones de 2004. Para 2006, la previsión de crecimiento de este sector es de 14 millones de unidades.

Al margen de estos productos, existe un mercado ilegal de dispositivos que detectan radares que, fundamentalmente, se venden a través de Internet. Estos sistemas establecen un diálogo para detectar la ubicación del radar, por medio de la captación de sus emisiones o interfiriendo en su mecanismo y anulándolo. Tener este tipo de aparatos en nuestro vehículo está considerado “infracción grave” por la DGT, independientemente de si se está utilizando o no. La sanción por esta infracción contempla la retirada de 2 puntos de nuestro permiso, una multa de entre 90 y 302 euros, y la posible suspensión del carnet de conducir hasta tres meses.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...