Audi TT Roadster

Un deportivo de tanta enjundia y popularidad como el Audi TT no podía desprenderse de su versión más lúdica, la roadster. Más grande y habitable que su antecesor, este descapotable sigue apostando por la capota de lona, pero tiene sus razones.
Autopista -
Audi TT Roadster
Audi TT Roadster

En un mercado donde están en boga los llamados coupé cabriolet, Audi mantiene la capota blanda en su TT Roadster. Esta decisión, que puede parecer sorprendente, la justifica la propia Audi señalando que el techo de lona le da un encanto especial a la conducción de un descapotable.

Además, según la marca germana, este tipo de capotas tienen una serie de ventajas prácticas, como un menor peso, que incide en un centro de gravedad más bajo. La capota integra refuerzos fabricados en aluminio y acero y una luneta de cristal de tamaño generoso.

Gracias al reducido peso del techo y al chasis aligerado (compuesto de un 58 por ciento de aluminio y de un 42 por ciento de acero), el conjunto pesa sólo 1.294 kg – para la versión 2.0 TFSI-.

A la hora de descapotarnos, no es necesario desbloquear cierres ni nada parecido, pues el funcionamiento es totalmente automático: sólo hay que pulsar un botón. El proceso de apertura o cierre se completa en 12 segundos y puede realizarse con el coche en movimiento, a una velocidad máxima de 50 km/h. Una vez descapotado, el techo de lona se guarda en un compartimento al mismo nivel que la carrocería y que no necesita tapa. Adicionalmente, se integra una red cortavientos extraíble eléctricamente que reduce las turbulencias en el habitáculo.

Centrándonos en el conjunto del coche, esta nueva generación del Audi TT Roadster tiene unas dimensiones superiores a las de su antecesor. Así, este biplaza mide 4,17 metros de largo (+13,7 cm), 1,84 de ancho (+7,8 cm) y su altura sólo ha crecido 0,8 cm. Estas cifras, junto a una batalla 4,8 cm mayor, permiten una mejor habitabilidad para los dos pasajeros, lo que se deja notar a la altura de los hombros y de la cabeza, y un maletero más grande, que pasa de 180 a 250 litros.

El Audi TT Roadster, al igual que su variante coupé, puede montar dos propulsores gasolina, un 2.0 TFSI de 200 CV y un 3.2 V6 de 250 CV, éste último con tracción total.

El 2.0 TFSI tiene un par máximo de 28,5 mkg entre 1.800 y 5.000 rpm y alcanza los 100 km/h desde parado en 6,5 segundos y logra una velocidad máxima de 237 km/h. El consumo medio se sitúa en los 7,8 litros cada 100 km.

El 3.2 V6 tiene un par máximo de 32,6 mkg y acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, alcanzando una velocidad punta de 250 km/h, limitada electrónicamente. Su consumo se sitúa en los 9,5 litros cada 100 km.

Ambas versiones llegarán a los concesionarios españoles en primavera del año próximo a un precio de 39.280 euros para el 2.0 TFSI –un 2 por ciento más que lo valía su antecesor de 190 CV- y de 48.860 euros para el 3.2 V6 –el mismo precio que tenía el coche al que sustituye.

Galería relacionada

Audi TT Roadster

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...