Publicidad

Audi anuncia sus TDI del futuro

Un menor consumo y un nivel inferior de emisiones en los motores es el objetivo principal que tienen las marcas automovilísticas en la actualidad. Uno de los fabricantes que ya ha movido ficha ha sido Audi, que ha anunciado una nueva generación de propulsores Diesel para 2008.
-
Audi anuncia sus TDI del futuro
Audi anuncia sus TDI del futuro

El año 2008 será muy especial para Audi. El fabricante alemán lanzará una nueva generación de sus motores TDI capaz de cumplir las normativas anti-emisiones más estrictas del planeta. A estas mecánicas se les mejorará proceso de combustión y se les incluirá un sistema de emisiones ultra bajo.

El primero en llegar será un 3.0 V6 TDI de 240 CV que animarán al A4 y al Q7, dotándoles de un par bastante elevado: 51 mkg para la berlina alemana y 56,1 para el TT. A partir de aquí, el fabricante de los cuatro aros va a introducir nuevos propulsores, que serán montados en todas las categorías

Los Diesel de nueva generación respetan los principios de los TDI “clásicos” y se les añaden ciertos aspectos que mejoran el consumo y reducen las emisiones contaminantes. Así, se introduce un novedoso sistema de common-rail con inyectores piezoeléctricos y una presión de inyección de 2.000 bares, una eficiente recirculación de los gases del escape y una optimización del turbo.

No obstante, lo más destacado es la incorporación, como novedad mundial, de sensores de combustión en las cámaras, que regulan de manera más precisa el proceso de combustión en el motor. (Cadillac también lo ha anunciado para su nuevo motor Diesel 2.9 fabricado por VM Motori)

Igualmente, se estrena un sistema para la reducción de emisiones que, según Audi, logra disminuir el óxido de nitrógeno que lanza nuestro coche al aire en un 90 por ciento. Este elemento funciona con un aditivo llamado AdBlue que se inyecta en pequeñas dosis en el catalizador y descompone gran parte del citado óxido de nitrógeno.

Esta no es la única solución que se ha ideado en Audi para combatir el consumo y las emisiones. En el futuro, los coches de esta marca llevarán un sistema que recuperará energía en las fases de frenado o punto muerto y se incorporará la función “start-stop”, que permite que el automóvil apague el motor cuando está parado, por ejemplo, en un semáforo.

También llegarán los denominados por Audi “modelos e”, que serían el equivalente de los Bluemotion de Volskswagen, es decir, versiones de modelos de Audi con desarrollos del cambio más largos, neumáticos de menor fricción y ciertas modificaciones en la aerodinámica, entre otros.

Los híbridos tampoco se descartan, aunque Audi los destina a determinados mercados y siempre que supongan un beneficio para los clientes. Como ejemplo, se cita el Q7 híbrido.

<

p> Finalmente, en su estrategia futura también tienen un hueco los biocombustibles, ya sea en forma de bioetanol o SunFuel.