Audi no descarta la producción en Martorell

El nuevo presidente de Audi, Rupert Stadler no descarta la posibilidad de fabricar un modelo de la marca en la factoría de Seat, situada en Martorell. Tras la reestructuración del Grupo Volkswagen, Stadler quiere impulsar más la competencia dentro del grupo, si bien, de momento la fábrica española no tiene capacidad que necesitan
-
Audi no descarta la producción en Martorell
Audi no descarta la producción en Martorell

De momento, no es posible por motivos de capacidad, pero Rupert Stadler, nuevo presidente de Audi, no se cierra a la opción de producir algún modelo de la marca de lujo del Grupo Volkswagen en la fábrica de Seat Martorell. Audi planea expandir su gama en los próximos años, para lo cual necesitará más capacidad de producción. La factoría catalana fue candidata para fabricar el nuevo A1, pero finalmente se ha llevado el gato al agua las instalaciones de Volkswagen en Bruselas.

Lo que sí parece estar más cerca es la colaboración en tecnología con Seat y el acabado de algún producto en la planta de la filial española de Volkswagen. Seat repitió pérdidas en 2006, ejercicio que cerró con unos números rojos de 49 millones de euros, pero prevé volver a los beneficios en 2008, gracias a la ampliación de la gama de productos y a un plan de recorte de gastos y de aumento de competitividad bien visto por Volkswagen.

Seat estudia, entre otras medidas, implantar un paquete de bajas incentivadas de carácter voluntario para reducir su plantilla en unos 500 trabajadores en un plazo aproximado de dos años. La actual plantilla, integrada por unas 15.000 personas, tiene capacidad para fabricar 480.000 unidades, una cifra alejada de las últimas producciones anuales: 406.000 vehículos en 2006, 385.000 en 2005 y 416.000 en 2004.

Seat se ha "cansado" de SAS Abrera, filial de la multinacional del mismo nombre, que se encarga del montaje de los salpicaderos de los modelos Ibiza y Córdoba que Seat produce en su fábrica de Martorell. En los últimos diez años ha bloqueado la producción de la factoría catalana en más de una ocasión. Y es que este proveedor se había convertido en un problema para Volkswagen. Con el lanzamiento del nuevo Ibiza, previsto para 2008, la marca alemana ha visto la oportunidad de quitarse de encima a SAS Abrera. El salpicadero del nuevo coche será adjudicado a Peguform.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...