Audi A8

A pesar de que exteriormente mantiene su imagen prácticamente idéntica, el nuevo A8 muestra una configuración en la que se ponen de manifiesto cambios más importantes que los puramente estéticos y que afectan tanto al chasis como a la mecánica.
-
Audi A8
Audi A8

Son muy sutiles los cambios que presenta el nuevo A8 en el plano estético, y es que intencionadamente no se ha querido modificar una imagen que goza de una gran aceptación visual. Así, hay que ir a buscar pequeños detalles para identificar la nueva carrocería con respecto a su antecesor. Los faros delanteros, de similar diseño y tamaño, apenas cambian, pero en su interior incluyen “leds” que sustituyen a las lámparas convencionales. El resto del frontal tiene las modificaciones más evidentes en la parrilla y en las entradas inferiores de aire, en los que cambia ligeramente el diseño de nido de abeja, añadiendo listones cromados.

Los faros antiniebla modifican su forma y pasan a ser rectangulares en lugar de redondos, como eran hasta ahora. En la parte posterior, aunque las modificaciones también son escasas, saltan más a la vista. Ello se debe a las nuevas ópticas traseras, que son ahora de mayor tamaño y con un contorno diferente. También se sustituye aquí la forma geométrica, pero en esta ocasión el cambio afecta a las salidas de los escapes, que abandonan la forma esférica para adoptar una forma de prisma.

Posiblemente el cambio más importante en el nuevo A8 está centrado en la introducción de un motor de gasolina, con tecnología FSI, de inyección directa y 2,8 litros de cilindrada que, con sus 210 CV, garantiza un potencial dinámico acorde con la imagen del A8, pero que arroja unas brillantes cifras de consumo y emisiones que son su cualidad más llamativa y es que con un consumo medio de 8,3 litros cada cien kilómetros y sobre todo con unas emisiones de 199 gr/km el A8 es el que tiene el grado más bajo de emisiones de su categoría.

El nuevo motor incorpora el sistema Valvelift, que dispone de unas levas deslizantes montadas en el árbol de levas de admisión y que se desplazan mediante un control electrónico. Dependiendo de su posición, las válvulas se abren con mayor o menor amplitud en función de las necesidades y atendiendo a parámetros como el régimen de giro y la posición del pedal de acelerador. Las ventajas del sistema se basan en controlar la cantidad de aire en la admisión a través no sólo de la apertura de la mariposa del acelerador, sino también con la apertura de las válvulas. A ello se añaden determinadas medidas tendentes a reducir las fricciones internas de algunos componentes móviles, que también contribuyen a la reducción del consumo.

De sus cualidades dinámicas hablan perfectamente los 8 segundos que tarda en alcanzar los 100 km/h saliendo desde parado y la velocidad punta de 238 km/h. En estos resultados tiene mucho que ver la preocupación por reducir el peso total, como lo demuestra el hecho de que se mantiene la carrocería de aluminio y su buen Cx.

La caja de cambios es de variador continuo Multitronic, en la que la correa que una ambas poleas se sustituye por una cadena metálica y, en esta ocasión, dispone de hasta siete marchas en su modo manual.

En cuanto a bastidor, se han llevado a cabo cambios en la suspensión. Concretamente se han modificado los soportes de todos los elementos y los amortiguadores y, además, se ha modificado la electrónica de los conjuntos neumáticos para proporcionar una mayor calidad de rodadura y mayor eficacia en curva. También se ha afinado la dirección, que mantiene su configuración de cremallera, con asistencia variable en función de la velocidad, pero con una relación más directa que proporciona una mayor instantaneidad de respuesta.

<

p> Los nuevos sistemas electrónicos de asistencia introducidos, como el radar de proximidad de otros vehículos en el “ángulo muerto” o el aviso del cambio de carril involuntario, son una excelente ayuda para el conductor.

<

p> Se ha trabajado por último en los materiales aislantes para reducir la rumorosidad, pero poniendo especial cuidado en no aumentar el peso. También se ha aprovechado para diferenciar al nuevo A8 de su antecesor con detalles de menor importancia, como los nuevos colores de pintura exterior, los tonos de las tapicerías y los guarnecidos interiores.

Galería relacionada

Nuevo Audi A8

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...