Audi invertirá 24.000 millones de euros hasta 2019

Audi ha anunciado ante la llegada del nuevo año la ampliación a 24.000 millones de euros para el periodo 2015 a 2019, cantidad que es 2.000 millones superior a la del último periodo programado, y que estará destinada a investigación y desarrollo y a la ampliación de la red de producción global.
Agencias. Twitter @Autopista_es -
Audi invertirá 24.000 millones de euros hasta 2019
Audi invertirá 24.000 millones de euros hasta 2019

En un comunicado, el fabricante alemán explica que el 70 por ciento de la inversión fluirá hacia el desarrollo de nuevos modelos y tecnologías. De estos 24.000 millones de euros, 17.000 estarán destinados a propiedades, planta y equipo y 7.000 a gastos de desarrollo capitalizados.

Audi, que cerrará 2014 con más de 1,7 millones de vehículos entregados a clientes, tiene como objetivo cumplir con los límites estrictos de CO2 en todo el mundo con una nueva generación de motores de combustión extremadamente económicos y tecnologías de eficiencia alternativos.

Además, las nuevas prestaciones en las áreas de conectividad y de asistencia al conductor están diseñadas para extender la ‘vanguardia de la técnica’ de la marca.

Al mismo tiempo, la compañía explica en el comunicado que está ampliando su red de producción en todo el mundo, con más de la mitad de la inversión destinada a las instalaciones alemanas de Ingolstadt y Neckarsulm.

‘Ponemos la máxima prioridad en el crecimiento sostenible. Es por eso que estamos haciendo grandes inversiones en los sectores innovadores de la movilidad eléctrica, la conectividad y la construcción ligera’, declara Rupert Stadler, presidente del Consejo de Administración de Audi.

A pesar del crecimiento de la inversión total, ‘vamos a mantener un ojo vigilante sobre los próximos desafíos y ejercer la disciplina de costes necesaria’, según el responsable financiero de Audi y miembro del Consejo de Administración, Axel Strotbek.

La expansión de la estructura de fabricación internacional y un mayor gasto por adelantado para los nuevos modelos y tecnologías, en particular, para cumplir los límites de CO2 más estrictos en todo el mundo, requiere de un enorme esfuerzo de toda la plantilla, asegura Strotbek.

Con el fin de cumplir con los límites ambiciosos de CO2, la compañía está trabajando no sólo en la próxima generación de motores de gasolina y diesel de bajo consumo, sino también en los híbridos enchufables como el Audi A3 Sportback e-tron, que ya está disponible en los principales mercados a finales de este año.

‘Estamos desarrollando aún más los sistemas de propulsión alternativos y, sobre todo, la conexión del coche con su entorno digital’, explica Ulrich Hackenberg, miembro del Consejo de Administración para el Desarrollo Técnico de Audi. ‘El coche se va a comunicar con el conductor, Internet, la infraestructura y otros vehículos, mientras se mueve de una manera respetuosa con el medio ambiente’, añade Hackenberg.

Hace unas semanas, Audi presentó el A7 Sportback h-tron quattro concept en el Salón de Los Ángeles, lo que demuestra que el fabricante también domina la tecnología de células de combustible y ‘podemos pasar a la fase de producción en serie tan pronto como sea justificado por el mercado y la infraestructura’, asegura Hackenberg.

A finales del año 2020, la empresa con sede en Ingolstadt tiene la intención de ampliar su gama de modelos desde 50 a 60 modelos, con el foco puesto en los segmentos compacto y medios (C y D).

Audi también tiene la intención de ampliar la exitosa familia Q, de modo que a partir de 2016, por ejemplo, el nuevo Audi Q1 se producirá en Ingolstadt.

Otro elemento importante del programa de inversión más grande en la historia de la compañía es la expansión de las estructuras de producción en Alemania y en el extranjero, aunque más de la mitad de la inversión se materializará en territorio alemán, aseguró Strotbek.

La planta de producción de Ingolstadt ya se está preparando para los nuevos modelos y los trabajos de una extensa reconstrucción comenzarán también en Neckarsulm en 2015, con el fin de preparar la planta para la próxima generación de la berlina de lujo Audi A8.

La fuerza de trabajo también crecerá en el contexto de la inversión en las principales plantas en Alemania. En los últimos doce meses, Audi ha reclutado a unos 3.000 nuevos empleados en Alemania y seguirá contratando en 2015, según Thomas Sigi, miembro del Consejo de Administración para la Gestión de Recursos Humanos.

Además, la compañía también promocionará el talento joven y volverá a ofrecer formación especializada a 700 jóvenes con el fin de fortalecer la competencia en tecnologías clave, continuó Sigi. A nivel mundial, la plantilla del Grupo Audi ha crecido hasta los 80.000 empleados.

En México y Brasil, la empresa está invirtiendo en nuevas plantas para que pueda aprovecharse al máximo el potencial de crecimiento del continente americano y con el fin de asegurarse de que es aún más independiente de las fluctuaciones del tipo de cambio en el futuro.

Audi abrió en octubre un centro de formación para proporcionar cualificación a los nuevos empleados en San José de Chiapas. Además de las 1.200 personas que ya han sido reclutadas, la compañía planea contar con otros 850 empleados sólo en México el próximo año. A partir de 2016, el Audi Q5 impulsará las líneas de montaje de esta planta.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...