Un asesor en casa

Por mucho cuidado que se tenga, es difícil pasar un año sin que recibamos la notificación de una multa. Justa o injusta, todas se pueden recurrir. Este proceso ha dejado de ser un lío de papeles y formularios gracias a las compañías que se dedican a prestar estos servicios en Internet. Presentar el recurso uno mismo, contratar la empresa, consultar a un asesor especializado… Todas las posibilidades están en el ordenador.
-
Un asesor en casa

Cualquier notificación de una denuncia tiene que cumplir unos requisitos, tanto en los plazos a cumplir como en los datos que debe incluir. Por ejemplo, la sanción debe ser remitida desde la Jefatura Central de Tráfico o el Ayuntamiento donde se haya cometido la supuesta infracción y debe conceder al interesado quince días para que éste alegue lo que considere necesario. Después de esto, la entidad denunciante dispone del mismo periodo de tiempo para informar al organismo correspondiente. Agotados ambos plazos, y una vez vistas todas las pruebas y recursos, se procederá a dictar una resolución. (art. 79 Ley de Tráfico, Circulación y Seguridad Vial). Si no se resuelve en un plazo de seis meses y medio, se anularía la multa.

Igualmente sería incorrecta si falta algún dato en el boletín de denuncia, como la identificación del conductor o del vehículo, la descripción del hecho que motiva la sanción, fecha, importe de la multa, etc.

Son muchos detalles a tener en cuenta y, si lo que se ha decidido es presentar el recurso uno mismo, lo mejor es informarse antes en algún site especializado. La empresa RCR ha llegado hace poco a Internet, pero ya tiene una experiencia de varios años en el asesoramiento. En su página www.tu-asesor.com se puede acceder, mediante una contraseña, a su programa "Abogado para Multas de Tráfico", en el que se detalla la Ley de Tráfico, Circulación y Seguridad Vial, y paso a paso se elabora el recurso conveniente, dejándolo preparado para su presentación.

Este programa existe desde hace tres años en el mercado a un precio de 6.950 pesetas y se puede utilizar para hacer todo tipo de consultas sobre sanciones. En la Red está la versión más actual y, mediante el pago de una cuota mensual (3.000 pesetas + IVA) se puede disfrutar de esta aplicación, así como del resto de los servicios que presta la compañía, que son únicamente de consulta.

Rufino Cardo, Gerente de RCR, afirma que, en todo caso, siempre es bueno tener paciencia, ya que un 60 por ciento de las multas que ponen los ayuntamientos caducan, librándose así el infractor de su pago. Respecto a las que impone Tráfico, su resolución positiva es mucho más difícil, cifrándose en un 10-15 por ciento. Además, no suelen prescribir: el porcentaje de sanciones caducadas no supera el 10 por ciento.

Las multas también pueden apelarse a través de la compañía de seguros del vehículo, ya que la mayoría ofertan el servicio en su página web, aunque en estos casos el sistema suele ser diferente, ya que no suelen dar detalles sobre el proceso. El cliente puede optar por redactar el recurso y presentarlo por su cuenta o enviar mediante e-mail la multa y dejar que la compañía se ocupe de toda la gestión.

Este es el caso de Mapfre, donde el coste de esta prestación suele incluirse en la póliza.

Línea Directa Aseguradora también ofrece esta posibilidad, aunque, si el cliente lo prefiere, puede contratar el servicio aparte, con un coste de 3.500 pesetas + IVA por sanción. Ambas empresas ofrecen la posibilidad de enviar la documentación por correo electrónico, aunque el resto de los contactos se hacen por teléfono o cara a cara. Las compañías lo prefieren así, ya que, en su opinión, dan más seguridad al tratamiento de la información.

Esta es la filosofía de una de las empresas con más experiencia en la gestión de este tipo de acciones legales, Multauto. Su responsable, Fernando Ortega, opina que dar detalles del proceso al interesado mediante la web es un riesgo, ya que no se garantiza una seguridad jurídica.

Esta compañía se dedica exclusivamente a la tramitación de multas y abonarse a sus servicios tiene un precio de 10.000 pesetas + IVA anuales. El contrato entra en vigor desde el momento en que se firma y tiene una vigencia de un año. Pero si el cliente tuviera sanciones anteriores a ese periodo, se gestionarían (siempre que se ajustaran a los plazos establecidos) sin ningún gasto adicional.

En cualquier caso, bien por mantener la privacidad de los datos, bien por no "molestarse" con el papeleo, o por desconocer el procedimiento exacto, en España todavía no se recurren muchas multas. Ortega opina que en nuestro país se deberían apelar muchas más sanciones. El año pasado su compañía presentó 170.000 recursos, una cifra que considera baja teniendo en cuenta los errores que se cometen en los procesos. Una vez más, se demuestra la importancia que tiene para el consumidor conocer sus derechos.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...