Año nuevo, normas nuevas

Con 2004, han llegado los nuevos reglamentos de conductores, circulación, vehículos e, incluso, un Plan Especial de Seguridad Vial. Los textos encierran normas y sanciones recién estrenadas que es necesario conocer para evitar situaciones de peligro. Echa un vistazo, te las resumimos.
-
Año nuevo, normas nuevas
Año nuevo, normas nuevas

Chalecos reflectantes, sanciones más duras, nuevas señales... Son muchas las modificaciones introducidas en los reglamentos que afectan a los conductores y en el Plan Especial de Seguridad Vial puesto en marcha por el Ministerio del Interior. Esta vez, la Dirección General de Tráfico no ha querido que ocurriera lo mismo que en 2001, cuando se aprobó la reforma de la Ley de Seguridad Vial: seis meses después, era casi desconocida para la mayoría de los automovilistas. Ahora, la DGT ha preferido “curarse en salud” y está enviando a todos los hogares españoles un folleto en el que se explican las novedades más importantes.

Sin embargo, no parece ser muy efectivo: múltiples asociaciones anunciaban la semana pasada que los conductores ignoran las nuevas reglas de circulación. Se trata de algo especialmente grave, si tenemos en cuenta que entrarán en vigor el próximo viernes, día 23.

Entre ellas se encuentran las recién estrenadas penas a las que nos enfrentaremos si cometemos alguna infracción. Sin duda, es uno de los apartados que más interés ha despertado entre los automovilistas, que no sólo podrán ver afectado su bolsillo: la pérdida definitiva del carné e, incluso, la cárcel, son algunas de las medidas que se tomarán contra los conductores más imprudentes.

Algunas de las normas se han incluido en la reforma del Código Penal y entrarán en vigor el próximo 1 de octubre. Son las siguientes:

  • Llevar un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de las drogas o el alcohol acarreará una pena de prisión de 3 a 6 meses o una multa de 6 a 12 meses. Los inculpados podrían realizar, además, trabajos en servicio de la comunidad. También se les retirará el carné durante un período de entre uno y cuatro años.

<

p> - Existirá temeridad manifiesta cuando un automovilista presente un alto índice de alcoholemia y conduzca con un exceso desproporcionado de velocidad sobre los límites establecidos. El transgresor pasará en la cárcel de 6 meses a 2 años o tendrá una multa de 12 a 24 meses.

<

p> - Aquellos que originen un grave riesgo para la circulación irán a prisión durante un período de 6 meses a 2 años o se les impondrá una multa de 12 a 24 meses (antes era de 3 a 8 meses).

Otras de las sanciones se recogen en la Ley de Seguridad Vial y están en vigor desde el 1 de enero:

  • Los automovilistas que cometan tres infracciones muy graves en un plazo de dos años perderán definitivamente su permiso de circulación. Para recuperarlo, deberán superar un curso de reciclaje, aunque estarán un año sin poder conducir.

<

p> - Aquellos que sean sancionados en firme por vía administrativa por haber cometido tres infracciones graves cumplirán ininterrumpidamente la suspensión del carné por un período de tres meses. No habrá posibilidad de fraccionamiento.

<

p> - Serán reincidentes los automovilistas que hayan sido multados por llevar a cabo dos faltas muy graves en dos años.

<

p> - Las sanciones graves y muy graves firmes en vía administrativa serán anotadas en el Registro de Conductores e Infractores. Dichas anotaciones serán canceladas de oficio, a efectos de antecedentes, cuando transcurran dos años desde su total cumplimiento o prescripción.

<

p> - Conducir un vehículo sin seguro se despenaliza (se aplicará la Ley del Seguro). En cualquier caso, saldrá caro: la multa oscilará entre los 600 y los 3.000 euros y el automóvil quedará en un depósito durante un período de tiempo que aumentará en caso de reincidencia o por quebrantamiento de la sanción. Para recuperar el coche, habrá que presentar la póliza correspondiente.

¿Qué faltas son graves y cuáles son muy graves? Aquí tienes la solución:

Graves:
* Conducción negligente.
* Arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios o accidentes de circulación.
* Superar los límites de velocidad hasta el 50 por ciento del máximo establecido.
* Parar o estacionar en lugares peligrosos o que obstaculicen el tráfico.
* Circular sin alumbrado.
* Realizar obras en la vía sin permiso.

<

p>

Muy graves:
* Conducir con tasas de alcohol superiores a las permitidas o hacerlo bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias de efectos similares.
* No someterse a las pruebas establecidas para la detección de alcohol y otras drogas. * Circular temerariamente.
* Ocupar excesivamente el vehículo (aumentar en un 50 por ciento el número de plazas autorizadas, excluido el conductor).
* Sobrepasar en más de un 50 por ciento la velocidad máxima autorizada, siempre que ello suponga superar al menos en 30 kilómetros por hora dicho límite máximo. (Por ejemplo: 180 km/h en autopista).
* Conducir en sentido contrario al establecido.
* Competiciones y carreras no autorizadas entre vehículos.
* Exceder en más del 50 por ciento los tiempos de conducción o reducir en el mismo porcentaje los períodos de descanso establecidos en la legislación de transportes.

También desde el 1 de enero, un agente puede retirarnos en el acto el carné. Esta norma ha originado una gran polémica, pues ni siquiera la policía tiene claro en qué ocasiones debe intervenir las licencias de circulación. La norma establece que el permiso se retirará a los “infractores o implicados en un accidente que, además, presenten síntomas evidentes de haber perdido las condiciones físicas necesarias para conducir” y añade que esto no supondrá un perjuicio para iniciar “el procedimiento para declarar la pérdida de la vigencia de la autorización”. Pero lo cierto es que la Guardia Civil no sabe qué síntomas debe buscar y, con el fin de aclararlo, mandó a la DGT el día 5 de enero un e-mail pidiendo que especificara cuáles son los signos que hay que detectar.

Aquellos conductores a los que se les haya revocado el carné podrán recuperarlo mediante un curso de reciclaje. Esta “medida reeducadora” tendrá que ser desarrollada por un reglamento especial, que aún se está gestando. Te adelantamos algunos de los detalles:

<

p> - Los cursos podrán impartirse en las autoescuelas.
- Cuando la retirada de la licencia se produzca por una supuesta pérdida de conocimientos, habilidades y comportamientos, no se podrá hacer un curso de reciclaje y sensibilización. Si el automovilista quiere recuperar su carné, tendrá que examinarse de nuevo. Esta norma podría no entrar en vigor hasta la próxima legislatura, ya que se contempla en la modificación del Reglamento de Conductores y aún no ha sido aprobada.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...