Amistades peligrosas

Han pasado unas semanas desde que se aprobó la ley “antibotellón” en Madrid. Es la medida más publicitada, pero no la única para acabar con una de las parejas peor avenidas: alcohol y conducción.
Autopista -
Amistades peligrosas

En España se produjeron el año pasado 3.511 accidentes mortales de tráfico, en ellos perdieron la vida directamente 4.129 personas, 2.099 resultaron heridas de carácter grave y 1.914, de carácter leve. Los datos acerca de lo que ocurrió después se desconocen, es decir, si alguno de los heridos graves falleció ya no se ha contabilizado. De los siniestros fatales, entre un 30 y un 60 por ciento estuvieron ligados directamente con el alcohol u otras drogas, según explica el Consejo General del Colegio de Farmacéuticos de nuestro país. Lo grave del tema es que en los países occidentales este tipo de siniestros supone la primera causa de mortalidad entre los jóvenes, entendiendo el rango de edad entre los 18 y los 29 años.

Durante la época estival, caracterizada porque algunos jóvenes disponen de más tiempo libre y realizan más desplazamientos, estas cifras se disparan. En Autopista Online hemos recabado algunas de las propuestas de instituciones y de organizaciones, que se encauzan para conseguir un descenso en el número de fallecidos por esta causa, que es evitable.

Hace unas semanas que entró en vigor en la Comunidad de Madrid la llamada “ley antibotellón”, que prohibe el consumo de alcohol en las vías públicas y su venta en gasolineras, entre otras medidas. Aunque aún es pronto para sacar conclusiones, ésta es una de las primeras propuestas que analizaremos a lo largo de este reportaje. En él también tendrán cabida los últimos estudios acerca del tema realizados por organizaciones como Alcohol y Sociedad o el Real Automóvil Club de España.

La nueva ley antibotellón topa con algunas incongruencias que tradicionalmente se habían mantenido y que ahora la norma pretende echar abajo. Si el alcohol es uno de los principales enemigos de la conducción, ¿por qué se sigue vendiendo esta droga (en Madrid ya no, después de la puesta en marcha de esta medida) en las estaciones de servicio? Los argumentos de quienes han suscrito la ley en Madrid defienden que no era lógico mantener esa situación.

En contra, podemos decir que hay otros productos que se venden en las gasolineras que también pueden perjudicar seriamente la conducción y, no por ello, han sido retirados de la venta. Por ejemplo, se sigue vendiendo tabaco o tarjetas para recargar el teléfono móvil. Ambas actividades (fumar y hablar por el móvil) son fuente de entretenimiento o distracción mientras se maneja un automóvil y está comprobado que, por ello, son dañinas para la conducción. La lista es infinita: cualquier cosa que se adquiera en una gasolinera puede ser motivo de despiste del conductor y no por ello hay que prohibir su venta.

Algunos gasolineros, como los asociados en la Confederación de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), afirman que los supermercados que tienen gasolineras asociadas también deberían dejar de vender los productos alcohólicos, porque se encuentran en la misma situación que ellos.

Como ya hemos comentado, aún no se tienen resultados acerca de si esta medida de la Comunidad de Madrid ha surtido o no el efecto deseado. Hay que subrayar, no obstante, que las bebidas alcohólicas siguen estando a disposición de los mayores de edad en cualquier superficie comercial.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...