Alquiler de coches: condiciones, dudas y soluciones

La comodidad y libertad que da el coche cuando se viaja no se consigue con ningún otro medio de transporte. Es por ello por lo que, cada día más, se recurre con asiduidad al alquiler de vehículos.
-
Alquiler de coches: condiciones, dudas y soluciones

Aunque las grandes compañías cumplen la normativa que regula las actividades del sector, hay algunas empresas que “hacen la vista gorda” con respecto a algunas cuestiones concretas. Es el caso de, por ejemplo, las cláusulas abusivas del contrato.

Hay que cerciorarse de que en el documento no se exime de toda responsabilidad a la compañía en caso de “accidente originado por un defecto inherente al vehículo o provocado por un deficiente mantenimiento”. Otro abuso sería el intentar cobrar una fianza más alta por pertenecer a otro país miembro de la Unión.

Una vez claros los asuntos legales, hay que revisar el coche. No se debe olvidar que este tipo de vehículos debe pasar la ITV con mayor frecuencia que los coches particulares. Así, se establece que, hasta los dos años de antigüedad, el coche estará exento de pasar esta inspección, pero a partir de entonces y hasta los cinco años el vehículo se revisará anualmente; una vez superado el quinquenio, la inspección se realizará una vez cada seis meses.

Darle un vistazo al estado de la chapa, la pintura, los pilotos, la tapicería y el estado del habitáculo en general nunca está de más, ya que algunas compañías intentan cargar al cliente desperfectos que presuntamente no estaban cuando se entregó el vehículo al cliente.

Lo normal es que el propio contrato de la aseguradora indique qué hay que hacer en caso de avería. Por regla general, se admite que se repare en el momento, aunque, si se trata de una reparación muy cara, lo mejor es pedir un informe a un perito para pasar más tarde el gasto a la compañía.

A pesar de estas indicaciones, lo habitual es que la mayor parte de las empresas que se dedican a este negocio cumplan con la ley. Sin embargo, ha sido hace relativo poco tiempo cuando la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha conseguido que las tres principales compañías de alquiler que operan en nuestro país, Avis, Europcar y Hertz, eliminen determinadas cláusulas abusivas de sus contratos, siguiendo lo establecido por una directiva europea que debía haber sido adoptada en España antes de finales de 1994.

De hecho, hasta finales del año pasado, ninguna empresa especializada en este sector contaba con las certificaciones de calidad y medio ambiente que se obtienen con la adaptación del funcionamiento de la compañía de las normativas ISO 9002 e ISO 14001. La primera fue Europcar. Gracias a este reglamento, esta empresa implantó un sistema por el que se revisaba, cada vez que se devolvía un vehículo, el estado de los niveles de los líquidos, los neumáticos y llantas, la batería, el maletero y su contenido y el habitáculo.

Por cierto y para terminar, el conductor que infringe una ley de Tráfico al volante de un coche alquilado paga la sanción. La compañía facilita los datos del cliente a la DGT, así que, si alquiláis un coche, no os dejéis llevar por la emoción de pensar que “como no es mío…”.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...