Alquiler de coches entre particulares

Páginas web como Movo-Movo o Social Car llegan a nuestro país con la intención de popularizar el alquiler de vehículos entre particulares. Una solución mucho más económica de alquilar un coche que lleva años funcionando en varios países europeos y en EE.UU. Así es cómo funcionan.
-
Alquiler de coches entre particulares
Alquiler de coches entre particulares

Esta web es una plataforma gratuita que sirve como portal de comunicación para que los conductores y los dueños de un coche se pongan de acuerdo. Al no funcionar como intermediario, el cien por cien del dinero lo recibe el propietario que alquila su coche, ya que Movo-Movo no cobra ningún tipo de comisión.

El dueño del vehículo sube en la web los datos del mismo (marca, modelo, antigüedad), expone su disponibilidad (horas, entre semana, fines de semana…) y fija un precio diario. De forma puramente orientativa, la web recomienda que el precio oscile entre los 10 y los 75 euros, aunque es el propietario quien decide. Es una cuestión que, como todo en los tiempos que corren, va sujeta a la oferta y la demanda.

Desconfianza es la primera traba que encuentra algo cuando es desconocido. No obstante, lo primero que debes saber es que Movo-Movo pone a disposición de los usuarios un contrato base que puede ser modificado por ambas partes. Asimismo, la web recomienda que los usuarios soliciten la documentación correspondiente, que siempre debe estar en regla en el caso de las dos partes. Esto se puede hacer mediante mail privado, teléfono o aprovechando el canal de comunicación con el que cuenta la web. Movo-Movo recomienda que se utilice este canal ya que las conversaciones quedan registradas y así se puede reclamar más fácilmente si hubiese algún problema.

No existe un seguro facilitado por Movo-Movo: es la póliza del propietario la que cubre cualquier imprevisto que pueda sufrir el arrendatario. Normalmente, los seguros cuentan con una cobertura para otro conductor aunque no figure en el contrato, no obstante, esta entidad recomienda que el propietario del coche se informe antes en su compañía sobre las coberturas de su póliza. Así mismo, para mayor garantía, los propietarios pueden fijar una fianza que puede oscilar entre 50 y 300 euros.

De igual manera, la página cuenta con una herramienta llamada Social Trust Rank. Se trata de un círculo de reputación que opera con un algoritmo propio con el que se puede votar positivamente a los usuarios, tanto a los dueños que alquilan su coche como a los conductores. También existen normas, por ejemplo: si el propietario ‘deja tirado’ a un conductor, éste es expulsado de forma inmediata.

Sí, Movo-Movo es una plataforma cuyos ingresos sólo se nutren de la inversión publicitaria por parte del sector del automóvil.

El propietario gana un dinero extra alquilando su coche cuando no lo utiliza, que bien puede ayudar a cubrir su mantenimiento.

Es una solución bastante más barata que si se opta por una empresa de alquiler al ahorrarse costes como la tasa de alquiler, la de recogida, el I.V.A etc.

Consumo colaborativo: contribuye a reducir el tráfico ciudadano, y las consiguientes emisiones de CO2, ya que un mismo vehículo cubre las necesidades de varias personas.

Es más flexible: tanto el propietario como el conductor pueden encontrar solución a sus necesidades (hora y lugar de entrega).

- Otras soluciones anticrisis

¿Conoces el sistema de alquiler de coches P2P? Se trata de una práctica, bastante desconocida en España pero que está muy generalizada en otros países de Europa y EE.UU, basada en el alquiler de coches entre particulares. Las siglas P2P aluden al término ‘person to person’ –de persona a persona-, una iniciativa que ha nacido gracias a las redes sociales y está motivada, a su vez, por la crisis económica pasando por el compromiso medioambiental.

El concepto es sencillo y precisa de dos actores: un conductor y el propietario de un coche. Por un lado, encontramos a un dueño que invierte demasiado en su automóvil para el tiempo que lo utiliza. Por otro lado, tenemos a un conductor que, si bien cuenta con el carné de conducir, carece de vehículo propio. Ambos perfiles se repiten de forma sistemática en la sociedad y los dos pueden sacar beneficio del alquiler entre particulares. Para que la comunicación entre ambos roles sea posible, llegan a España páginas web como Movo-Movo o Social Car: ambas son pioneras en nuestro país y han comenzado a funcionar recientemente.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...