Algo más que un SUV

Entre 1997 y 2002 el Freelander fue el todocamino más vendido en el mundo. Ahora, Land Rover vuelve a la carga con la segunda generación de este vehículo cuya misión es reconquistar la posición perdida. Los argumentos: nuevo diseño, tecnología a raudales y una clara predisposición a mejorar sus condiciones “off road” sin desdeñar el confort de marcha y su comportamiento en carretera.
-
Algo más que un SUV
Algo más que un SUV

Que Land Rover ha puesto toda la carne en asador queda demostrado por el elenco de soluciones tecnológicas acopladas al vehículo. El objetivo es dotarlo de una mayor diversidad de uso, a la vez que se acentúan sus capacidades todo terreno.

La rigidez de la carrocería, construida en monocasco de acero y aligerada con la utilización de un acero especial, asegura la marca, es la mejor de su categoría. Asimismo, cuenta con una célula de seguridad diseñada en acero de alta resistencia y con diversos paneles exteriores y revestimientos fabricados en termoplásticos que acentúan la protección de los elementos mecánicos, especialmente en utilización “off road”.

Allí, fuera de carretera, sus capacidades se ven reforzadas con el añadido del dispositivo Terrain Response, ya utilizado en el Range Rover. Se trata de una solución tecnológica que permite optimizar todos los sistemas del vehículo a las necesidades impuestas por el terreno por el que se transita. El acelerador, el control de tracción, el equipo de frenos y la transmisión acoplan su fuerza a las circunstancias haciendo que la potencia y el agarre del vehículo se concentren justo en el momento necesario. Si en el Range Rover TDV8, por ejemplo, este sistema dispone de cinco configuraciones posibles, en el Freelander cuenta con cuatro: Conducción General, Hierba-Gravilla-Nieve, Barro y Arena. Para acceder a uno u otro modo simplemente hay que girar un conmutador giratorio. Formará parte del equipamiento de serie a excepción de la versión más básica.

El sistema de tracción integral ha sido mejorado con la incorporación, por vez primera, del acoplamiento central electrónico. Otro elemento de serie que es primicia en el Freelander es Sistema de Control de Liberación del Freno en Pendiente, que funciona de manera conjunta al Control de Descenso de Pendientes. Actúa automáticamente cuando detecta que el vehículo comienza a bajar una cuesta. En el momento en el que el conductor suelta el pedal de freno para apoyarlo sobre el acelerador, el dispositivo aplica una ligera presión sobre los frenos de modo que asegura una aceleración suave hasta llegar a la velocidad de control de descenso en pendientes. El objetivo es evitar posibles pérdidas de tracción.

También el Control de Estabilidad con Detección de Vuelco (RSC) irá de serie en el Freelander 2. Utiliza un sensor giroscópico para detectar una trayectoria diferente a la solicitada por la columna de la dirección. En caso de hallar una desviación aumenta la presión de los frenos de las ruedas exteriores para provocar un subviraje.

  • Ángulo ventral: 23º
  • Ángulo de salida: 34º
  • Ángulo de entrada: 31º
  • Vadeo en agua: 0,5 metros
  • Altura del eje delantero: 21 cm.
  • Altura del eje trasero: 25,5 cm.
  • Distancia al suelo desde el tubo de escape: 22 cm.

    Calculan los responsables de Land Rover que pasarán seis meses hasta que el Freelander 2 esté en los concesionarios de nuestro país. En menos tiempo, hasta el próximo 18 de julio, la firma tendrá que pulir los últimos detalles del modelo y dejarlo listo para su presentación mundial en el Salón de Londres. Nosotros ya lo hemos visto en Gaydon (Inglaterra), sede central de la compañía, y podemos decir que nos ha sorprendido gratamente. Allí acudimos a un seminario técnico que destripó a fondo todos los elementos estructurales, los sistemas tecnológicos y los componentes mecánicos del renovado todo terreno. También fuimos privilegiados testigos de unas pruebas dinámicas y “off road” en las que pudimos tener una primera toma de contacto, aunque fuera visual, con sus capacidades camperas. Las impresiones extraídas son buenas, en líneas generales, y dicen mucho a favor del trabajo de los ingenieros de Gaydon.

    <

    p> El sistema Terrain Response parece responder a cada circunstancia por lo visto en las simulaciones, al igual que los dispositivos de Control de Descenso de Pendientes y el Sistema de Control de Liberación del Freno en Pendiente.

    <

    p> No hemos podido comprobar, lógicamente al no haberlo conducido, si lo dicho por la marca acerca de que tiene los mejores ángulos de entrada y salida del mercado es cierto, aunque hemos apreciado su capacidad para circular por terrenos realmente escarpados.

    <

    p>

    Tampoco nos ha sido posible constatar su comportamiento sobre asfalto, aunque los test visionados apuntaban a una elevada seguridad en curvas gracias a la intromisión del control de estabilidad.

    <

    p> Habrá que esperar unos meses para valorar en su conjunto al nuevo Freelander, ya que aún no conocemos al completo la dotación de serie (sí que sabemos que una pléyade de soluciones tecnológicas irán acopladas a la gran mayoría de las versiones) ni el precio, aunque es un secreto a voces que rondará los 30.000 euros de partida, una cifra, que de confirmarse, resultará elevada para el promedio de la categoría. Sus rivales serán el Toyota RAV-4, el Honda CRV, el Hyundai Tucson o el Kia Sportage, aunque si sus capacidades off road son ciertas podría trascender su naturaleza SUV y llegar a competir con el Nissan X-Trail e, incluso, con el Suzuki Grand Vitara, el único de la categoría con reductora. Todos ellos son rivales que, en sus versiones de partida, no alcanzan ni de lejos esos 30.000 euros.

    <

    p>

    No dudamos de que sus capacidades dentro y fuera de carretera sean considerables, pero costará mucho convencer al cliente típico de este segmento de que debe comprar el Freelander por sus buenas condiciones off road. Tampoco por sus capacidades en carretera, ya que en el mercado hay realizaciones más baratas y con buenas aptitudes para este tipo de conducción. La baza comercial del modelo de Land Rover estará en el refinamiento, en un interior lujoso y en la seguridad que proporcionará saber que lleva integradas soluciones tecnológicas de ultimísima generación.

    Galería relacionada

    Land Rover Freelander2

  • Te recomendamos

    El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

    SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

    Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

    Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

    Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

    Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...