El airbag puede causar lesiones oculares

La eficacia del airbag en un siniestro está fuera de toda duda: evita la muerte del conductor en el 30 por ciento de los casos. Sin embargo, su composición química y la violencia de su despliegue causan daños en los ojos de un tercio de los accidentados.
Autopista -
El airbag puede causar lesiones oculares

El airbag, diseñado para proteger la cara, el cuello y el tórax en caso de accidente, también puede causar serias lesiones oculares. Aunque este dispositivo evita la muerte del conductor en el 30 por ciento de los siniestros, también afecta a los ojos del 35 por ciento de los accidentados. Un tercio de ellos acaba siendo declarado legalmente ciego, según Carlos Ruiz Lapuente, jefe del Servicio de Oftalmología del hospital Virgen del Rocío (Sevilla), en declaraciones al diario “El País”.

“La velocidad a la que se expande el airbag provoca más lesiones oculares que el choque del conductor contra este mecanismo”, explica Ruiz. El despliegue se produce entre 50 y 133 metros por segundo. En un accidente a velocidad baja, el impacto del conductor contra el airbag tiene lugar a 18 metros por segundo. Si la velocidad es un poco mayor, de unos 20 metros por segundo, se produce la rotura del globo ocular.

Los tejidos, las reacciones químicas y la composición del airbag también son un motivo de preocupación para los oftalmólogos. Cuando este dispositivo entra en acción, 70 gramos de ácido sódico se inflaman durante 0,01 segundos, con el fin de inflar una bolsa de aire de unos 60 litros. Durante esta operación, se generan hidróxido y carbonato de sodio, sustancias que pueden abrasar la córnea.

Aquellos conductores que llevan gafas se enfrentan, además, a la posibilidad de que el airbag las convierta en un proyectil. Los especialistas consultados por “El País” indican que este incidente es la causa principal de muchas lesiones en la córnea, hemorragias, roturas del cristalino, perforaciones oculares y desprendimientos de retina.

Un tercio de los afectados en la zona ocular por un accidente de tráfico acaba teniendo problemas de visión o quedándose ciego, según recoge “El País”.

Aunque se han preocupado por los efectos que puede tener el airbag sobre los niños pequeños, debido a la violencia con la que se despliega, las marcas reconocen que las lesiones oculares producidas por este sistema apenas se han estudiado.

Santiago Albert, responsable del departamento de I+D del fabricante de óptica INDO, apunta una posible solución: unas gafas homologadas que la ley obligara a emplear para conducir. ¿Cuáles serían sus características? Debería ser una gafa irrompible, con mecanismos de sujeción de seguridad a la oreja y con cristales orgánicos o de policarbonato. Los minerales, que se emplean en el 30 por ciento de las monturas, se astillan fácilmente.

Los expertos también han señalado que las nuevas tendencias en el diseño de las gafas las hacen más peligrosas: suelen ser ligeras y frágiles y pueden romperse y clavarse fácilmente en el rostro o en los ojos.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, se hace evidente por qué debemos adoptar la postura correcta de conducción. Recuerda que no debes estar muy cerca del volante: con el brazo estirado, nuestra muñeca tiene que apoyarse sobre el aro. Pincha en el enlace si quieres saber cómo evitar las “malas posturas”.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...