Publicidad

Ahorra en el seguro del coche. Paga según conduces

Sí, has leído bien, porque las aseguradoras comienzan a aplicar en sus tarifas el ‘paga por uso o según conduces’. Hablamos de las pólizas telemáticas.
Sylvia Longás.

Twitter: @SylviaLongas -

Ahorra en el seguro del coche. Paga según conduces
Ahorra en el seguro del coche. Paga según conduces

Ya te puedes beneficiar a la hora de pagar menos por el seguro del coche, sobre todo si perteneces a alguno de estos grupos: eres joven, no usas mucho el coche, no conduces por la noche y eres prudente al volante. ¿La razón? La telemática aplicada al automóvil.

Cada vez son más los modelos de coche que incluyen en su equipamiento dispositivos de conectividad y tecnología. Los conductores quieren mayor seguridad al volante y sistema de aviso y alerta que permitan diagnosticar problemas con el vehículo con antelación. Los datos que recopilan los diferentes dispositivos telemáticos permiten que un sistema inteligente alerte a los conductores ante problemas inminentes, como incidencias en el motor o el desgaste de los neumáticos, antes de que el coche se averíe o se vea involucrado en un accidente.  Los usuarios demandan información sobre el tráfico en tiempo real y aplicaciones de seguridad, como el sistema eCall, un sistema de llamada automática al servicio de emergencia 112 que se produce cuando un vehículo se ve implicado en un accidente de tráfico –será obligatorio para vehículos nuevos en la UE a partir de 2018-.

Hasta ahora, las compañías de seguros se basaban en las estadísticas de sus asegurados para aplicar primas, derivados de sus propias reclamaciones, pero ahora las cosas están cambiando. El acceso a los datos en tiempo real otorga a los conductores el control para ahorrar dinero cada vez que utilicen el coche y permite a las aseguradoras ofertar modelos ‘paga por uso’ o ‘paga como conduces’.

Los tipos de conductor que más pueden ahorrar dinero

Conductor joven y/o inexperto

Conductor joven

Problema: Los conductores con edades entre 18 y 24 años pagan las primas de seguro más altas. También quienes acaban de sacarse el carné de conducir pagan más.

Solución: Los modelos de seguros de telemática basados en cajas negras permiten a las aseguradoras ofrecer pólizas de seguros personalizadas según los hábitos y el estilo de conducir de cada uno, en lugar de basarse en las estadísticas.

Alguien que no conduce mucho

Conductor ocasional

Problema: ¿Por qué tiene que pagar la misma prima de seguro una persona que solo coge el coche dos veces por semana que otra que conduce todos los días?

Solución: Las pólizas de seguro telemáticos permiten a los conductores seleccionar un límite de kilometraje para su prima. Los conductores que no superen esta cuota no tienen por qué preocuparse. Todo lo que necesitan hacer es complementar sus seguros con paquetes de kilometraje extra.

Conductor precavido

Conductor precavido

Problema: Los automovilistas respetuosos con la legalidad, que tienen un estilo de conducción relajado y seguro pagan al año la misma cuota que un conductor que ha elegido la misma modalidad de seguro pero que conducen de manera más ‘alocada’ y arriesgada.

Solución: Los conductores que sean especialmente cuidadosos pueden beneficiarse de grandes descuentos en sus pólizas de seguros telemáticos. Estos automovilistas serán recompensados con pólizas de seguro adaptadas a sus necesidades, basadas en los dispositivos embarcados en las apps que monitorizan el comportamiento del conductor.

Conductor diurno

Conductor diurno

Problema: Conducir por la noche también se considera arriesgado.

Solución: Los conductores que pasan la mayor parte del tiempo en la carretera durante el día pueden ahorrar con una póliza de seguro basada en la telemática.

Galería relacionada

Ahorra en el seguro del coche