Publicidad

Adiós, Karmann, adiós, Mercedes CLK Cabrio

La empresa alemana Karmann, especialista en la fabricación de carrocerías para automóviles desde hace mas de un siglo, ha fabricado su último descapotable, pocas semanas después de declararse en suspensión de pagos.
-
Adiós, Karmann, adiós, Mercedes CLK Cabrio
Adiós, Karmann, adiós, Mercedes CLK Cabrio

Desde su sede de Osnabrück (oeste de Alemania), la legendaria firma carrocera Karmann anunció que su último automóvil descapotable, un Mercedes CLK Cabrio, ha abandonado la planta de producción, que cerrará por el momento y que tiene un futuro incierto.

En abril, y a consecuencia de la crisis financiera mundial que ha afectado sobremanera al sector automovilístico, Karmann se declaró en suspensión de pagos.

Fundada en 1901, la ya legendaria Karmann tuvo con el modelo Karmann Ghia, fabricado por encargo de Volkswagen a partir de 1956, su mayor éxito de producción.

Desde la Segunda Guerra Mundial se especializó en la producción de descapotables para distintas marcas y fabricó automóviles, además de para Volkswagen, para otras grandes marcas como Mercedes, Audi, BMW, Porsche, Ford y Land Rover, entre otras.

Por el momento, Karmann ofrece trabajo a unas 2.000 personas, y el pasado fin de semana el comité de empresa y el administrador de la insolvencia consiguieron llegar a un acuerdo para buscar nuevo plan social.

Mientras, Karmann trata de buscar una solución para su continuidad, la cual podría pasar por el desarrollo de los automóviles eléctricos.