El ADAC cuestiona los tests EuroNCAP

El mayor club de automovilistas de Alemania y uno con los de más peso en Europa, el ADAC, ha comprobado que un vehículo que ha obtenido cinco estrellas en el test EuroNCAP puede rebajar notablemente sus niveles de seguridad si el choque frontal se produce a 80 km/h en lugar de a 64 km/h.
-
El ADAC cuestiona los tests EuroNCAP
El ADAC cuestiona los tests EuroNCAP

Durante los últimos años, ha habido notables avances en sistemas de seguridad llevados a cabo por los fabricantes de automóviles. La práctica totalidad de los vehículos que se venden en Europa suelen pasar antes los tests EuroNCAP, una de las pruebas más exhaustivas y exigentes en el mundo. En estas pruebas se evalúa, por un lado, el nivel de seguridad para los pasajeros del automóvil, en este caso, adultos y niños, y por otro, los efectos sobre los peatones en caso de atropello. El baremo de la puntuación oscila entre los 0 y los 5 estrellas. Pues bien, las concluyentes pruebas de estos conocidos tests parece que pueden perder algo de credibilidad debido a unas pruebas realizadas por el mayor club de automovilistas germano, el ADAC.

Esta institución ha realizado pruebas de choque frontal con una velocidad superior a la que se toma de referencia en los test EuroNCAP, en los que los vehículos colisionan contra un muro a una velocidad de 64 km/h. El ADAC ha querido ir más allá incrementando la velocidad en el momento del impacto a 80 km/h. Después de los tests, el club teutón ha llegado a la conclusión de que un automóvil que ha conseguido la máxima puntuación (5 estrellas) en los tests EuroNCAP, no evita que se produzcan graves daños sobre los adultos y los niños cuando se incrementa la velocidad ligeramente (en este caso, un incremento de 16 km/h). La energía de movimiento se eleva en función del cuadrado de la velocidad, que en este caso ha significado un aumento del 25 por ciento respecto al EuroNCAP. La energía de impacto también se eleva hasta casi un 60 por ciento, concretamente un 57,3 por ciento.

El vehículo que ha utilizado el ADAC alemán en sus tests de impacto frontal a 80 km/h ha sido el Renault Laguna, que cuenta con la puntuación máxima –cinco estrellas- en las pruebas EuroNCAP.

Los efectos sobre los ocupantes del vehículo se agravan. De forma específica, el airbag del conductor no evita que éste impacte contra el volante, lo que se traduce en lesiones graves en tórax y cabeza. Por su parte, los daños del copiloto serían algo menores que los del conductor, aunque su cabeza también llega a impactar contra el salpicadero. Si en la parte trasera del vehículo viajaran niños menores de tres años, las lesiones que se producirían serían incluso más graves que las sufridas por conductor y acompañante.

Al respecto, el ADAC realiza una serie de recomendaciones que no pasan por hacer cambios en chasis y resto de estructura del vehículo, sino en mejorar y en lograr mayores avances en sistemas de ayudas a la frenada, control de tracción, control de estabilidad, incluso en potenciar sistemas como el del mantenimiento automático de la distancia de seguridad con el que vehículo que nos precede. Este sistema podría mitigar los daños por alcance. Por el momento, al contrario que los sistemas de control de tracción y estabilidad, que están prácticamente extendidos incluso a modelos de gama media-baja, el sistema de mantenimiento automático de la distancia de seguridad lo incorporan muchos menos modelos, sólo algunos automóviles de gama alta de fabricantes como Lexus, Honda, Audi, BMW, Mercedes-Benz y Volkswagen, entre otros.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...