ACEA no quiere que Toyota sea europea

La Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA, en sus siglas en francés) ha decidido que Toyota no va a formar parte de este organismo, de momento. Por segundo año consecutivo, los principales fabricantes del Viejo Continente niegan esta opción al fabricante japonés.
-
ACEA no quiere que Toyota sea europea
ACEA no quiere que Toyota sea europea

General Motors o Ford, fabricantes de origen norteamericano, forman parte de la Asociación Europea de Constructores de Automóviles, ACEA. Sin embargo, Toyota, de origen japonés, seguirá sin serlo un año más. Ha sido decisión de este organismo, que ha asegurado “que no hubo consenso” en las votaciones.

<

p> Y es que Toyota lleva dos años solicitando su incorporación a la asociación. Los argumentos en lo que apoya dicha solicitud son más que contundentes: tiene cinco plantas de montaje en Europa (Francia, Gran Bretaña, Portugal, Turquía y en la República Checa) y tres más de fabricación de motores y transmisiones (una en Gran Bretaña y dos más en Polonia). Toyota quiere formar parte de esta asociación, para mostrarse ante los consumidores como un fabricante local que no quiere arrebatar cuota de mercado a las “verdaderas” marcas de origen europeo.

<

p> Financial Times asegura que Toyota “está muy decepcionada” ante la decisión de ACEA y que en los próximos años continuará presentando su candidatura. La asociación europea está formada por los siguientes fabricantes de turismos BMW, PSA Peugeot Citroën, Ford, General Motors, Renault, Ford, Porsche, Fiat y DaimlerChrysler; y por los de vehículos industriales Volvo MAN, DAF y Scania.

Las previsiones de producción de Toyota para este año en el Viejo continente son de 800.000 unidades.

Toyota acaba de lanzar en Japón su nueva furgoneta híbrida: Estima. Se trata de un vehículo que monta un motor de gasolina de 2,4 litros de capacidad asociado a otro eléctrico. Por el momento, la diferencia de precio entre esta versión y la “normal” con mecánica de gasolina: unos 5.000 euros. Pese a este importante inconveniente, la marca quiere que estos vehículos sean cada vez más numerosos en el mercado. Para ello, intentará reducir a la mitad la diferencia de precio con los coches convencionales.

La industria automovilística europea se defiende como puede de la “invasión” oriental. Aranceles a la exportación, en lo económico, y decisiones como la de dejar fuera de la ACEA a Toyota, en lo político. ¿Hay otra opción para hacer frente a los nuevos productos asiáticos? Opina en nuestros foros.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...