Otro accidente de un Tesla, y ya van…

Un nuevo accidente de un Tesla le sigue dando quebraderos de cabeza al fabricante de coches eléctricos. En este caso, parece que no tiene nada que ver con el ‘autopilot’.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Otro accidente de un Tesla, y ya van…
Otro accidente de un Tesla, y ya van…

De las últimas noticias que tenemos sobre Tesla, una es que uno de sus coches de propulsión eléctrica se ha visto involucrado en un nuevo accidente y ya van unos cuantos, al menos los que se han hecho públicos a día de hoy.

Nos referimos al choque de un Tesla Model S contra la fachada de un gimnasio, un incidente que, por suerte, quedó en un susto al no haber nadie atravesando la calzada en ese momento (en ese instante, el establecimiento, además, estaba vacío). Según la conductora, el coche aceleró de forma inesperada en el último momento, sin que nada pudiera hacer para remediarlo. El fabricante, por su parte, habla de un error humano y en ningún caso de un problema relacionado con el piloto automático o ‘autopilot’, apelando que la usuaria pisó a fondo el pedal del acelerador, lo que dio lugar a la terrible maniobra. La familia de la conductora, quien tiene en propiedad dos modelos de Tesla (el Model S 2 P85D y el P90D), no está nada contenta con la respuesta que se les ha dado acerca del accidente.

Peor publicidad le hizo a la marca el accidente mortal de Florida, el primero en el que ha estado involucrado un modelo de Tesla. Sucedió cuando el coche, un Model S, se estrelló contra un camión de 18 ruedas que cruzaba la autopista para incorporarse a uno de los carriles. Todo apunta a que las cámaras del piloto automático no detectaron el lateral del vehículo, de color blanco, por el reflejo que le llegaba a consecuencia del sol que incidía sobre éste. Tesla, que siempre recuerda que aún con el piloto automático activado se deben tener las manos sobre el volante y la mirada puesta en la carretera, ya dijo que el sistema ‘autopilot’ no estaba activado en el momento del accidente y que, de haber sido así, el conductor habría tenido la responsabilidad de tomar el control del coche ante el posible peligro.  Una reciente investigación preliminar también indica que se estaba excediendo el límite de velocidad de la vía, circulando a 120 km/h, por encima de los 105 km/h de velocidad máxima permitida. Elon Musk, CEO de Tesla, reconoció tiempo después del accidente que había salido una actualización del sistema de piloto automático que podría haber evitado este accidente de Florida.

Después de este primer accidente mortal, también salió a la luz otro sucedido en China y en él Gao Yaning perdió la vida al estrellarse su Tesla Model S contra la parte de atrás de un camión. Hasta nueve meses después del siniestro no se destapó lo que había sucedido, a lo que Tesla contestó que, “debido al estado en el que había quedado el coche, no se podían transmitir los datos necesarios para entender lo que había pasado”. La familia de Gao denunció al fabricante y al concesionario de Pekín que le había vendido el coche a su hijo, mientras que Tesla ha retirado de su web en China todas las referencias al ‘autopilot’.

También han sucedido otros accidentes menos graves en los últimos meses. Uno de ellos protagonizado por otro Tesla Model S, que chocó contra un autobús mientras iba en el modo ‘autopilot’ –sin víctimas mortales y apenas alguna secuela física para el conductor del coche eléctrico-. El Model S habría interpretado mal la maniobra del autobús mientras realizaba un adelantamiento, embistiendo al gran vehículo al poco de incorporarse al carril. Para Tesla no hay más culpable que el conductor, que tendría que haber tomado el control del coche ante el peligro que se avecinaba.

En Estados Unidos también se investiga un caso en el que un Tesla Model X chocó en Pensilvania contra una barrera de protección y volcó (llevaba conectado el piloto automático) o el de otro de este modelo, cuyas cámaras y radares no detectaron los poste de madera que delimitaban el carril, provocando el choque en cadena contra los siguiente 19 postes. En este caso, el conductor reconoce que circulaba a 96 km/h y no a los 88 km/h que, como máximo, estaba permitido en esa carretera.

También te puede interesar

Tesla Model S P100D, el más rápido

Primer accidente mortal de Tesla, un punto de inflexión

Clientes noruegos denuncia a Tesla porque no acelera lo que prometían

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...