Publicidad

Las muertes en la UE cayeron un 2%

El número de muertos en las carreteras cayó un 2 % en la Unión Europea (UE) en 2011, alrededor de 30.500 personas, lo que supone una mejora agridulce para la Comisión Europea, lejos de la reducción en torno al 6 % que se había dado en los años anteriores.
-
Las muertes en la UE cayeron un 2%
Las muertes en la UE cayeron un 2%

Los fallecidos en accidentes de tráfico "se han reducido, pero más lentamente, solo un 2 %, cuando normalmente es un 6 %. Hemos tenido algunos años débiles, pero no tanto", señaló el comisario europeo de Transporte, Siim Kallas, en rueda de prensa. El comisario reconoció los "serios esfuerzos" realizados por países como Bulgaria, Rumanía, Letonia, Hungría y Grecia en este campo, que han dado sus frutos, pero lamentó que algunos de los Estados miembros mayores como Suecia (18 %) o Alemania (10 %) hayan visto aumentar las muertes en carretera.

España experimentó una disminución del 6 %, 3 puntos por debajo de la media de la última década, aunque fuentes comunitarias señalaron que esperan que este dato aún provisional -no incluye las áreas urbanas- mejore. Estas mismas fuentes destacaron que las cifras de España son muy buenas y que colocan al país a la cabeza de los Veintisiete en seguridad vial, cuando hace apenas una década se encontraba a la cola del continente.

Entre las razones para esta mejora, mencionan medidas estructurales como la modernización de las carreteras españolas y el parque de vehículos, pero también la puesta en marcha de políticas activas y campañas de concienciación, muchas de ellas dirigidas a los jóvenes. Estas fuentes destacaron especialmente el buen hacer de la Dirección General de Tráfico y la efectividad de políticas como el carné por puntos, el uso de cámaras en las carreteras o el endurecimiento de la ley de seguridad vial.

Quedan por determinar ahora las causas de esta desviación en la tendencia, por lo que la CE está estudiando posibles factores como las suaves temperaturas que se dieron en Europa en el invierno de 2011 o el aumento de distracciones por el uso de aparatos como los teléfonos inteligentes ("smartphones"). Kallas lanzó una advertencia a los Veintisiete para que no descuiden la seguridad vial debido a la crisis, aunque las fuentes antes mencionadas descartaros que los efectos de una disminución de fondos en este ámbito sean los responsables directos del cambio de tendencia en los números, ya que sus efectos se notarían más a largo plazo.

Una de las principales preocupaciones para Bruselas es el alto número de víctimas mortales en accidentes con motos, que "sigue siendo un problema" en palabras de Kallas y no ha experimentado apenas mejoría en la última década, mientras sí se ha dado en el resto de medios de transporte.

La UE se marcó el objetivo de reducir a la mitad las muertes en carretera en entre 2001-2011, una meta prácticamente cumplida al disminuirse un 45 %; de cara a la próxima década, los Veintisiete reeditaron este compromiso, por lo que los malos datos de este año han decidido a la CE a lanzar un aviso a los Estados miembros. Kallas anunció que escribirá a los países para pedir más información sobre sus planes nacionales de seguridad en las carreteras para este año. Una media de 85 personas mueren en las carreteras europeas cada día, según datos de la CE.