Publicidad

Más de 1.100 km de carreteras, muy peligrosas

Un total de 1.104 Kilómetros de la red de carreteras españolas distribuidos en 81 tramos muestran un nivel de riesgo alto o medio-alto. De estos tramos, nueve están considerados de especial peligrosidad, los denominados como "negros" (102,1 kilómetros), debido al riesgo alto que suponen para la seguridad de los usuarios. Mientras, un 76,3% de los tramos muestran un riesgo bajo o medio-bajo. Son algunos de los datos recogidos en el octavo informe EuroRap, en el que ha participado el Real Automóvil Club de España (RACE).
-
Más de 1.100 km de carreteras, muy peligrosas
Más de 1.100 km de carreteras, muy peligrosas

En España, el programa europeo de evaluación del riesgo en la carretera ha analizado 23.202 kilómetros de vías. Para llevar a cabo el estudio, se ha tenido en cuenta la evaluación de los siniestros, su gravedad y su relación con las características de la vía. El resultado se estructura según un "Índice de Riesgo", definido como el número de accidentes mortales y graves ocurridos en un tramo por cada 1.000 millones de vehículos/kilómetro. Los datos se han distribuido entre autopistas, carreteras ordinarias y preferentes, que han sido categorizados en tramos de nivel de riesgo según su peligrosidad, ha explicado RACE.

Las provincias que tienen un mayor porcentaje de tramos con un índice de riesgo elevado (riesgo alto y medio-alto) son Granada, con un 35% de sus tramos, Huesca, con un 23%, seguidas de Albacete y Lugo, con un 18,8% cada una. Los nueve tramos de especial peligrosidad, denominados como "negros", representan 102 kilómetros de carreteras, en los cuales se registran cada año una media de seis accidentes mortales y 30 accidentes graves.

El perfil de un tramo con nivel de riesgo elevado (alto y medio-alto) correspondería a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una intensidad de tráfico media diaria (IMD) por debajo de 10.000 vehículos/día (todos los tramos negros corresponden a carreteras con entre 2.000 y 10.000 vehículos día). En estas carreteras se registran, sobre todo, accidentes con víctimas originadas por salidas de vía (41%), seguida de colisiones frontales (23%).

Tramos más peligrosos
El tramo de mayor peligrosidad, la N-340, entre los km 296 y 312, está situado entre las poblaciones de Maro (Nerja) y Almuñécar. En los tres años de estudio se han registrado seis accidentes mortales y 25 graves. El tipo de accidente más frecuente en este tramo fue la salida de vía, en 14 ocasiones, seguido de colisiones frontales en 12 ocasiones, lo que suma el 84% de los accidentes en este tramo. La intensidad media de tráfico es de unos 4.000 vehículos al día, con datos del 2009.

El segundo tramo de mayor peligrosidad, la N-322 en Albacete, entre los Km. 412,3 y 424,2, ha mostrado en los tres años de estudio un total de 11 accidentes graves, cinco por salidas de vía y cuatro por colisiones frontales. Al igual que en el primer tramo de riesgo, las salidas de vía y las colisiones frontales son la principal causa de accidentes, el 82% en este tramo. La intensidad media de vehículos es de 2.093 al día. El tercer tramo de mayor peligrosidad es la N-230, entre los km 108,4 (Sopera en Huesca) y 122,9 (Pont de Suert en Lérida), donde se han anotado 13 accidentes graves, con seis salidas de vía como el siniestro que más se repite. Este tramo registra una intensidad media de vehículos de 3.099 vehículos al día.