Absuelto por segunda vez el invidente que circulaba a 154 Km/h

El culebrón del invidente que fue sorprendido por la Guardia Civil cuando circulaba a 154 km/h tiene segunda parte. Después de ser absuelto en 2004 del delito de estafa procesal por fingir ceguera, se retomó el caso para permitir declarar a una nueva testigo. Sin embargo, la sentencia emitida por la Audiencia de Barcelona mantiene que Domingo Merino es inocente.
Autopista -
Absuelto por segunda vez el invidente que circulaba a 154 Km/h
Absuelto por segunda vez el invidente que circulaba a 154 Km/h

Se trataba de una venganza. Domingo Merino, acusado de fingir ceguera tras un accidente de tráfico en 1996 para beneficiarse de una indemnización de 546.780 euros de la aseguradora Mapfre, ha vuelto al banquillo. El motivo es que el Tribunal Supremo anuló el primer juicio porque no se permitió declarar a una testigo "sorpresa" presentada por su aseguradora, la compañía Mapfre. Pero la testigo mintió. En el segundo juicio reconoció que había asegurado, anteriormente, que Merino no tenía problemas de visión porque quería vengarse de la esposa del procesado. La mujer había sido empleada del hogar del matrimonio y, según dijo, la esposa del invidente "había ido contando que ella trabaja en un bar de prostitutas". </b/>

El inicio de esta surrealista historia se encuentra en el accidente de moto que tuvo Merino, por culpa de una furgoneta, hace diez años. El accidente le produjo un traumatismo, que desembocó en ceguera. Después de denunciar al conductor, el juez estableció que su compañía aseguradora debía abonarle una indemnización por lesiones. Pero dos años después, Merino fue sorprendido conduciendo a 154 Km/h. Mapfre, al enterarse de esta circunstancia, le llevó a juicio en 2004, acusándole de fingir ceguera.

A pesar de haber sido declarado inocente en 2004, Mapfre volvió a la carga con una testigo, que, finalmente, se ha vuelto en su contra. En la declaración de esta testigo "clave" se basa también el tribunal para absolver, por segunda vez, al ciego, para quien la fiscalía pedía tres años de prisión y el pago de una multa de 3.000 euros. Mapfre solicitaba una condena de seis años de cárcel y una multa de 64.000 euros. En opinión del tribunal es "difícilmente comprensible, que después de haber sufrido consecuencias graves derivadas de un accidente de tráfico, pueda poner en marcha toda una actuación dirigida a engañar a un juez inventándose una ceguera".

Aunque el mismo acusado reconoció que conservaba un resto de visión en un ojo, el Tribunal ha estimado que esta capacidad visual es muy inferior a la normal. Si Merino consiguió circular a 154 Km/h fue porque se trataba de una recta y porque su mujer le ayudó a suplir su minusvalía.

Un conductor detenido por la Guardia Civil en Saldaña de Burgos ni siquiera pudo someterse al control de alcoholemia. I.E.Z., de 44 años, sufrió un accidente de tráfico tras circular en zig-zag por la autovía de Madrid. Los agentes de tráfico le siguieron durante unos kilómetros al ver que realizaba maniobras peligrosas. Cuando los agentes intentaron hacerle la prueba de alcoholemia, el detenido, no pudo soplar por el estado en el que se encontraba. Este conductor ya tenía antecedentes por alcoholemia y atentado contra agentes de la autoridad.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...